La Fiscalía de Marcos Juárez los acusa de haber actuado como instigadores en los incidentes del 4 de diciembre en Corral de Bustos, cuando la protesta por el crimen de una niña de tres años derivó en una pueblada frente a Tribunales. Los periodistas habían cubierto e informado sobre esa manifestación, en la que más de mil vecinos marcharon indignados a la sede local del Poder Judicial.

El Cispren reitera su repudio a la persecución de la tarea periodística e insta a las autoridades judiciales a respetar el derecho a defensa de los detenidos. El acoso jurídico a la prensa no sólo afecta la libre expresión de los periodistas sino que agrede también el derecho a la información de la ciudadanía.

Guido Dreizik, Secretario General. Alexis Oliva, Secretario de Prensa.

28 de diciembre de 2006.-