JPEG - 11.8 KB

Al menos dos llamadas realizadas a la policía de forma anónima reivindicaron que la acción fue obra de la agrupación Lucha Revolucionaria (EA), informó el ministro griego del Interior, Vyron Polydoras.

La policía examina la autenticidad de la reclamación de EA, cuya primera aparición ocurrió el 5 de septiembre de 2003, seis meses después de la agresión anglo-estadounidense contra Iraq, con un atentado contra un tribunal de esta urbe.

El embajador norteamericano en este país, Charles Ries, indicó que el impacto de un misil autopropulsado causó daños a los baños, ubicados en el referido piso, donde también se encuentra su oficina.

La explosión, que dejó un boquete de 30 por 10 centímetros, ocurrió justo en el símbolo del águila del escudo estadounidense, situado en la parte frontal de la sede diplomática, que desde 1996 no era blanco de ningún ataque dinamitero.

En aquella ocasión, un disparo de una bazuca dañó las inmediaciones del patio del edificio de la embajada, convertida desde entonces en una verdadera fortaleza y en uno de los inmuebles más vigilados de la ciudad.

Ries consideró como muy seria la acción de hoy, ocurrida casi en coincidencia con el discurso belicista pronunciado por el presidente norteamericano, George W. Bush, en el cual anunció el envío de más de 20 mil uniformados adicionales a Iraq.

La embajada se encuentra en una céntrica avenida de Atenas, cerrada ahora por la policía y por donde desfilaron en varias ocasiones cientos de personas para protestar contra la política de guerra de la Casa Blanca.

Medios de prensa helénicos indicaron que el disparo del cohete ocurrió desde el nivel de la calle, en tanto la policía halló el posible artefacto utilizado para lanzar el proyectil en una construcción cercana a la sede diplomática.

La detonación, cuyo ruido se escuchó en un radio de unos 10 kilómetros, destruyó cristales de edificios cercanos, los cuales son registrados por las autoridades en busca de evidencias.

Fuente: Prensa Latina, 12 enero de 2007.