Con inmejorable presentación gráfica, contenidos polémicos e informativos, la revista Pescaperú, dirigida por Antonio Ramírez Castillo*, arrancó el 2007 con títulos como los siguientes: mar peruano, potencial de oportunidades; ministro Rafael Rey, en camisa de 11 varas; incremento de flota: ¿permisividad o corrupción?; inoperancia hunde a la pesquería; anchoveta: ¿plato de todos?; código de conducta para la pesca responsable; respeto al Mar de Grau y una pesquería responsable; anchoveta: tragedia de la abundancia; entrevista central a un hombre –dato poco conocido- relacionado con la pesca desde hace muchos lustros, Agustín Mantilla: trabajaré para que en Perú haya pan, justicia y libertad; el cocodrilo de Tumbes; Navidad, Escudo Nacional y pescadores; ¿qué es el calentamiento global?; experiencia chilena y límites máximos de captura por armador; turismo por la paz y desarrollo sostenible; cuotas de pesca en Europa; la pesca es un buen negocio; anchoveta y omega 3, alimento del futuro; defendamos la vida, defendamos el mar. Como es de notarse, ipso facto, la variedad es muy rica.

No son muchas las publicaciones que discurren por tantos meandros plenos en información y sugestivos misiles políticos. Por ejemplo se dice que “presionado –Rafael Rey, ministro- por algún poderoso “lobby pesquero”, desconocía tal vez por su publicitada “ignorancia” sobre el sector, que este tema ya había sido tratado a lo largo de varias gestiones gubernamentales, por tanto y en vista que el plazo ha concluido para que dicha comisión evacúe su informe, el ministro a estas alturas ya debe tener las conclusiones en las manos y esperamos lo haga de público conocimiento?”. ¿Está realmente el titular de Producción metido en camisa de once varas?

Las emocionantes palabras de Alejandro Bermejo, algo así como el viejo líder, acreditado y respetado por muchos sectores, especialmente el de pesquería: “Invertí mis ahorros (135 mil soles de la época) y he dedicado mi vida como observador, cronista, historiador y promotor intelectual de la industria pesquera, en las buenas y en las malas, soporté los momentos duros de las dictaduras y entregaré hasta el final de mi existencia, algo que para mí es un credo: Creo en Dios y en la empresa privada con todos sus problemas y no en el estatismo”.

La entrevista central permite lucir al director, Antonio Ramírez Castillo, agudeza en la pregunta y perspicacia con Agustín Mantilla quien dice ante el crudo cuestionamiento: “¿Cargó usted solo, la pesada cruz del Apra? No –responde-. El Apra es un credo y yo sólo un soldado más del aprismo, dispuesto a alcanzar un lugar, pero no en el honor de quienes sufrieron el martirologio de la clandestinidad, la persecución y el destierro. Creo haber cumplido con mi deber de aprista, así me forjaron y así moriré.” Concepto partidario sin duda.

Pero donde revela Mantilla o insinúa participación activa –y por tanto, temida- es en la siguientes expresiones: “El Partido tiene que ser reconstruido, en su mística y en la formación de cuadros, estoy seguro que se reencontrará con su destino y con su pueblo……Ya vienen tiempos nuevos, nos hemos apartado un poco del corazón de las gentes, es momento de que las promociones jóvenes del aprismo trujillano, dirijan el Partido en esa región”. ¿Vuelve a ocupar posiciones dirigentes Agustín Mantilla en el crujiente y debilitado edificio partidario? A nadie escapa el evidente anquilosamiento, inexplicable renuncia ideológica, incapacidad teórica, orfandad de liderazgo político, que corroe al octogenario movimiento fundado por Haya de la Torre. Del resto ni se hable, casi no existen. ¿Estamos en el pórtico de lances novísimos? Y, tal como se insinúa en la entrevista, ¿será Mantilla el portaestandarte?

Pareciera que Pescaperú ha escogido con acierto una diversidad muy rica en temas. Como dato más humilde debo agradecer a sus editores que colocaran el artículo Navidad, Escudo Nacional y pescadores, en que planteo que, reivindicando la figura de José Olaya Balandra, reemplacemos aquella extraña cornucopia grecorromana en el símbolo patrio por el Mar de Grau y desde allí la plataforma para exigir a la cancillería claudicante que se ponga los pantalones y empiece a pelear por la delimitación marítima con Chile. Con algo de suerte seguiré como colaborador entusiasta de Pescaperú. Muchas gracias.

¡Atentos a la historia; las tribunas aplauden lo que suena bien!

¡Ataquemos al poder; el gobierno lo tiene cualquiera!

¡Hay que romper el pacto infame y tácito de hablar a media voz!

hcmujica.blogspot.com Skype: hmujica

*[email protected]