Ha dicho el peruanoide ministro de Defensa, Allan Wagner Tizón, que por conciencia él se opone a la pena de muerte. ¿Por causa de qué no se opuso u objetó la prisión-pretexto de ocho campesinos ayacuchanos a mediados de diciembre del 2005? ¿Entonces, no funcionaba lo que él llama conciencia? ¿O es concha monda y lironda?

Según el Larousse, mataburro preferido de años vastos, concha se define así: carey, materia córnea, traslúcida, envoltura dura, de naturaleza calcárea segregada por el tegumento que cubre el cuerpo de numerosos moluscos. A cierto obelisco con patas con fajín de funcionario ¡no le entran balas!

Los ocho campesinos apresados en Ayacucho fueron la salida limeña, pícara, cruel, racista, opresiva, de dos ministros ineptos, profundamente mediocres como Allan Wagner Tizón en Defensa y Pilar Mazzetti (otra peruanoide) en Interior. Para tapar su inutilidad en cuanto a los trágicos sucesos que resultaron en la muerte desgraciada de cinco policías y tres civiles, se capturó a estos connacionales, se les engrilletó, trasladó cual animales por varias ciudades, para ser liberados recién luego de más de 25 días.

¿Cómo así que las ONGs, infestadas de rábanos caviares, no acusan constitucionalmente por agresión a los derechos humanos a estos dos ministros Wagner y Mazzetti? ¿Por causa de qué el Congreso tan veleidoso en el tema cortina de humo pena de muerte, no se pone los pantalones y censura a estos infelices? Es que el silencio, muy bien pagado por dólares cómplices que sufraga el imperialismo en miedos de comunicación y en bolsillos de “formadores de opinión, analistas, internacionalistas, politólogos” recubre la faena y neumática proditora de seleccionar a las víctimas y enmudecer frente a los atropellos. Nótese que ambos esquiroles pertenecen a múltiples ONGs.

Lima sigue creyéndose rectora de la vida nacional. A pesar que su composición verifica, cada día más, la procedencia más bien provinciana y múltiple, esta capital horrenda, estupidizadora masiva, castradora y corrupta, persiste –con el avieso aconchabamiento de sus vectores- en actuar como rectora del país. Los miedos de comunicación otorgan mínimos espacios a lo que llega del interior y sólo destaca accidentes, crímenes, tragedias. Jamás relieva o pone en su justo valor cuanto ocurre porque “no conviene distraer” al respetable que sólo lee titulares, las más de las veces, fantochadas grotescas.

El yerro monstruoso contra los campesinos fue acometido por dos integrantes de un gabinete defendido a capa y espada por los cotidianos ridículos que protagoniza el primer ministro Jorge del Castillo con normal e incontestable frecuencia. No ha mucho que le dio en justificar la prisión de los compatriotas y ¡ese mismo día, eran liberados! Pero ¡a nadie se le ocurrió poner en evidencia tragicómica el desaguisado de este individuo! ¿Será el toma y daca criollo de una república que es más membrete que colectivo social en que hay silencio si eso significa cargos como en APCI y en la Comisión de Reparaciones? ¡Desverguenzas indigestas!

Idiotas hay que han hecho creer que la impunidad se refiere sólo a crímenes armados. ¿Y qué se puede decir de la falta de libertad injustificable que padecieron los campesinos ayacuchanos? ¡También es un asesinato de los derechos humanos! Sin embargo nadie del mundo oficial u oficialoide acusa a los tristes protagonistas Wagner y Mazzetti para llevarlos ante los tribunales por delitos contra estos mismos derechos humanos que en otros casos dicen “defender”? Impresionante el cúmulo de complicidades abyectas en que incurre una casta política sucia y anacrónica.

Bien vale la pena reiterar el título referido al señor Wagner Tizón: ¿conciencia o concha? ¿Con esa misma conciencia ubicó a un deleznable traidor como Fabián Novak Talavera, como su viceministro? Si tiene conciencia ¿porqué no renuncia y pide disculpas a los campesinos ayacuchanos? Ante el tribunal moral, éste no tiene conciencia. Solo una concha de peruanoide formal. Nada más.

¡Atentos a la historia; las tribunas aplauden lo que suena bien!

¡Ataquemos al poder; el gobierno lo tiene cualquiera!

¡Hay que romper el pacto infame y tácito de hablar a media voz!

¡Sólo el talento salvará al Perú!

hcmujica.blogspot.com Skype: hmujica