Corrige la plana, el encargado del TLC del ministerio de Comercio Exterior, David Lemor, a la titular del portafolio y dice que no hubo “sobreventa” del TLC y su aprobación en el Congreso norteamericano. El ministro de Educación, anunció que los aumentos advendrán vía la consecución de objetivos. La encargada de Transportes, afirmó que sólo construirán carreteras que las regiones puedan mantener. Mazzetti y Wagner que debieron ser expulsados del gabinete y enjuiciados penalmente por atentar contra los derechos humanos de ocho campesinos en Ayacucho, salen a los miedos que no cesan de hostigar a la opinión pública con las imágenes de este par de incompetentes. ¡Estamos noticiados, para ciertos peruanoides, los habitantes de este país, son tan sólo fríos e impersonales guarismos! ¡De ninguna manera, hombres o mujeres de carne y hueso! ¡Por tanto, el patrón crematístico, el mundo del dólar y las divisas, del euro o del yen, son las consideraciones fundamentales en el cerebro, minusválido y vendepatria, de estos miembros del gabinete!

¿Es disyuntiva válida equiparar guarismos a ciudadanos? Alguna vez la Constitución en su Preámbulo subrayaba el fin supremo del quehacer público y privado, simbolizando en el ser humano tal distinción. A tenor del bombardeo que miedos de comunicación, hacen expresa y también subliminalmente, las 24 horas del día, hemos vuelto a ser guarismos vulgares, números de nómina, patanes sin nombre o apellido. La insolencia de un lenguaje tecnocrático, aplicada a la cosa pública, así lo demuestra palmariamente.

Hablando de Constituciones. Si hay algo que ha sido abaleado, violado, y servido de cualquier cosa, menos de referencia sagrada y cardinal en Perú, este esperpento ha sido la Carta Magna en sus múltiples versiones. A mayor belleza conceptual, poemas de honda emoción formal, los crímenes aumentaron su epidemia y hay traidores que en nombre de la Constitución la horadan, la retuercen, la insultan y zahieren diariamente. ¿No hay acaso en el gabinete hasta tres traidores partidarios de la adhesión del Perú a la Convención del Mar que colisiona, expresa y directamente, con el Artículo 54 de la Constitución? ¿Y no es uno de ellos, el titular de Torre Tagle, aunque su estilo de difunto militante, eternamente muerto, dé signos, de cuando en vez, de uno que otro resoplido? ¡Cosas veredes Sancho! decíale el Caballero de la Triste Figura a su robusto escudero.

¿Con qué derecho pueden disponer los ministros o los burócratas de la honra ciudadana de los peruanos? Cada vez que se habla con berreo de yuppies graduados con mejor destreza en inglés que en castellano, se enuncia el enajenamiento de los peruanos como seres pensantes y vivos. Pero, la verdad es que para los voceros de la mendacidad, los únicos vivos son ellos mismos, rectores infalibles del destino histórico y de “cambio responsable” de un país de hinojos mendigando por un TLC que tiene más problemas que soluciones ante Gringolandia. Es el propio David Lemor, ex ministro de Toledo, el que anuncia que no hay a la vista, avances, por los próximos treinta días. ¡Y, cómo no! ¡Deniega que haya habido sobreventa del TLC por parte del gobierno anterior al cual él pertenecía! Cambió de camiseta con facilidad deportiva y ahora juega en otro equipo.

¿Tienen reacción los partidos o el partido? ¡Nada de nada! ¡Es más, creen que el lenguaje no tiene importancia porque eso “pasa siempre”! Cuando un pueblo y sus castas políticas declinan la defensa de sí mismas, vía el torpe renunciamiento hasta de sus más elementales fórmulas cívicas, se llega al filo de la navaja en que todos se cortan y los más débiles quedan donde siempre estuvieron: convidados de piedra eternos, recurso palurdo de discurso episódico, pretexto significativo para no hacer nada para ellos! El vivo vive del tonto, el tonto de su trabajo y los mercenarios ocasionales, en todos los gobiernos, montan sus fortunas, riquezas misteriosas, sobre el aplastamiento espiritual, periodístico, económico y político de quienes no saben defender su calidad ciudadana!

¡Tomar a lo serio las cosas del Perú! dijo bien, decenios atrás, don Manuel González Prada.

¡Atentos a la historia; las tribunas aplauden lo que suena bien!

¡Ataquemos al poder; el gobierno lo tiene cualquiera!

¡Hay que romper el pacto infame y tácito de hablar a media voz!

¡Sólo el talento salvará al Perú!

Lea www.redvoltaire.net hcmujica.blogspot.com Skype: hmujica

Documentos adjuntos


(JPEG - 27.1 KB)