Les llamaba, a esos monstruos concesivos, regalones de lo que no era suyo, mamarrachos burocráticos enquistados en todos los gobiernos, ese brillante periodista argentino cuasi olvidado, Raúl Scalabrini Ortiz, serviles orgánicos. A mí me gusta la combinación vendepatrias orgánicos, aquellos que genéticamente, deshonrando a la nación y traicionando al Perú, salen a defender cual bestias enfurecidas a empresas foráneas, depredadoras, abusivas de siempre y coimeras a granel. El tristísimo papel asumido por la ministro de Transportes Verónica Zavala Lombardi, confirma la abominable definición en el caso de Lan, empresa chilena con testaferros nativos, diarios a su servicio y mercenarios abogángsteres dispuestos a sobornar conciencias al por mayor.

¿Es un caso aislado? ¡De ninguna manera! Cuando el caso de Lan y su vídeo (¡noten la coincidencia) ofensivo contra Perú, el entonces ministro del TLC, oficialmente de Comercio Exterior, Alfredo Ferrero, pidió “no politizar” el asunto. Por supuesto, eso se leía como el grado de compromiso y permisividad que otorgaba ese otro vendepatria orgánico a una firma insolente en Perú. Habíamos anunciado que, una vez fuera del ministerio, el rollizo ex funcionario, estaría rondando a ver qué le dan. ¿No es eso lo que hace Ferrero, ofreciéndose con megáfono en el patio de Palacio a ver si Alan García le comisiona para algún propósito? Por línea de carrera, no será otro trabajo, que lo único que sabe hacer: regalar una patria que no siente suya. ¿Conocen a algún tecnócrata patriota?

La ministra de Transportes, Zavala, para desgracia de sus voceras que envían emails “demandando” no anticipar opiniones, se ha comportado a la altura abisal que a ella corresponde: a favor de Lan. ¡No podía ser de otro modo! ¿Tiene algún compromiso monetario a través de terceros o cuartos? ¿De cuánto hablamos para que se comporte no como ministra de Transportes del Perú sino como empleada chacal de Lan? ¿Es digerible para el señor presidente García la desverguenza que protagoniza esta vendepatria orgánica?

En Perú vivimos en un estado de hipocresía permanente. Al imbécil, llamamos analista; y al repetidor y copión, politólogo. Al juecesito marrullero, como ese de San José que canta victoria con anticipación temeraria, le nominamos jurista aunque todo nos indique de su nepotismo, de su mediocridad insuperable y de su vanidad infinita. Y aún no se ha percatado que tiene el caso de cielos abiertos y de su pro-chilenismo cuando la casualidad dictó que fuera ministro de Relaciones Exteriores y condecoraba a Soledad Alvear cuando en Chile ¡pulverizaban a Aerocontinente, vía mañas de diverso calibre! Y entonces cuando se llama vendepatria orgánica a una ministra o a un ministro, por la razón de sus actos públicos, todos traidores, hay voces invocando cordura. ¿Y porqué nadie protesta contra estos crímenes desde Palacio o el Congreso? El aplanamiento mental del Perú es un caso patológico.

No ha habido aún la investigación que determine qué razón válida, si la hubo, obligó o llevó al ex canciller Oscar Maúrtua a ordenar el ocultamiento de una resolución referida a Lan, pero ya la vendepatria orgánica, ministra Zavala, ha sentenciado que Lan no tiene deuda con Perú. Entonces, ¿qué clase de información privilegiada maneja y con qué derecho –hay alguno contra el Estado peruano- exclama, antes de cualquier estudio serio, lo que ha dicho?

A los vendepatria orgánicos, políticos inmorales, intelectuales mercenarios, burócratas delincuentes, hay que llevarlos ante el paredón moral. Las leyes no sirven para gran cosa, salvo que para entronizar a estos mismos sinverguenzas en los goznes del poder. Entonces, los niños tendrán que aprender (porque las actuales generaciones casi están envilecidas) a cuchichear cuando vean a estos gaznápiros: ¡ése regaló al Perú! ¡a ese miserable no se le saluda, se le escupe!

¡Atentos a la historia; las tribunas aplauden lo que suena bien!

¡Ataquemos al poder; el gobierno lo tiene cualquiera!

¡Hay que romper el pacto infame y tácito de hablar a media voz!

¡Sólo el talento salvará al Perú!

hcmujica.blogspot.com Skype: hmujica