JPEG - 7.2 KB

"A juzgar por todo, los helicópteros fueron destruidos por el fuego abierto desde la tierra", indicaron las fuentes.

La situación en Irak no deja de agravarse. En las últimas dos semanas murieron en este país casi 1.000 personas. Sólo el pasado domingo perdieron la vida en Bagdad 113 personas.

Fuente: Ria Novosti, 5 de febrero de 2007.