¿En qué clase de mudos se han convertido las centenas de burócratas de Relaciones Exteriores, del gobierno, del Congreso, de los miedos de comunicación, escrita, hablada y televisiva, que no se dan por enterados sobre las posiciones contra Perú suscritas, en blanco y negro, por malos funcionarios, particularmente uno, Fabián Novak Talavera, viceministro de Defensa? ¿Es la custodia de los límites, la soberanía del Perú, patrimonio exclusivo de un diario que presenta pruebas fehacientes e incontestadas de cómo los traidores se expiden con aleve desverguenza y aura de intelectuales al mejor postor? ¿Qué clase de idiotas públicos posee, por desgracia, Perú?

En cualquier país del mundo, sólo un centímetro concedido ilegalmente, sólo una línea adrede construida a favor de otras posiciones que no son las del país cuyo pueblo les paga sus abultados sueldos, sería cuestionada, censurada y enjuiciada por traición a la patria. Menos en Perú. El caradura Fabián Novak Talavera, traidor que exhibe sus “lauros intelectuales” y detenta una vicecartera ultra-delicada, Defensa, no tiene siquiera agallas para renunciar y está esperando que lo boten. ¿Por causa de qué el ministro Wagner Tizón no ha cumplido aún con su único e inequívoco deber patriótico? ¿O a este ser iluminado no le alcanza la humildad de comprender que el amiguismo compadrero no sirve cuando se trata de la Patria?

El señor Alan García Pérez, hoy presidente, denunció en noviembre del 2005, la existencia de aquellas notas diplomáticas firmadas en 1968 por Javier Pérez de Cuéllar y de marcada posición contra la política oficial del Perú que afirma y sostiene que NO tenemos delimitación marítima con Chile. ¿Qué detiene al gobierno actual en su repudio de aquellos documentos que no son la postura única del Perú frente al país del sur?

No dejan de ser evidentes en el recuerdo público las tremendas fallas que ha tenido en sus desempeños como canciller el señor Allan Wagner Tizón. En 1986 concedió la aceptación de las obras del muelle que entregaban las autoridades chilenas como parte del “cumplimiento” del Tratado de Lima del 3 de junio de 1929 y su Protocolo Complementario. Entonces, la engañifa de repente, podía pasar porque venía desde 1964 cuando Fernando Schwalb desempeñaba esa cartera en Relaciones Exteriores. Pero después de 1998 cuando un distinguido embajador e historiador, Félix C. Calderón, descubre lo que había estado oculto por ¡70 años! el plan de remozamiento portuario de Arica, negociado por el presidente Leguía con los chilenos en abril de 1929, ya no había excusa para alegar ignorancia. Sin embargo, se perpetró la traición de Arica en 1999 en la que participaron, entre otros, Fabián Novak, Fernando Pardo, Carlos Pareja, Jorge Valdez. También Wagner había sido regalón para la “re-escritura” de la historia de la guerra de 1879. ¿Se pretende limpiar la brutalidad sangrienta de que fueron tristemente célebres protagonistas las tropas invasoras en todo el Perú? ¿A ese nivel de rastrerismo nos quiso llevar la claudicante postura del entonces canciller Wagner?

Dos son las líneas de acción que debían preocupar a los oficiales que conducen a este gobierno. No hacerlo, no pensarlo o no actuar constituye un riesgo peligrosísimo porque la palabra traición estaría inscrita como parte fundamental del incumplimiento del deber. Por un lado, el apartamiento, discreto, si se quiere, en un país que no fusila a sus traidores; y por otro, la afirmación sustantiva que Perú no reconoce ningún límite marítimo con Chile porque esa es la posición oficial del Estado y no hay documentos válidos de ninguna especie o firma con respecto a aquello. ¡Y esto de un modo rápido y expeditivo, con la energía que demanda la hora presente!

¿Qué clase de idiotas públicos tenemos en Perú que frente a un tema de altísima sensibilidad prefieren hacerse los ciegos, sordos y mudos? ¡Vergüenza!

¡Atentos a la historia; las tribunas aplauden lo que suena bien!

¡Ataquemos al poder; el gobierno lo tiene cualquiera!

¡Hay que romper el pacto infame y tácito de hablar a media voz!

¡Sólo el talento salvará al Perú!

hcmujica.blogspot.com Skype: hmujica