JPEG - 11.2 KB

El presidente George W. Bush en reunión de trabajo acerca de su propagandística campaña «guerra contra el terror» conversando con los responsables del Homeland Security (ministerio de Seguridad de la Patria) cuyo secretario (ministro) no es otro que Michael Chertoff (a la izquierda del presidente Bush), foto tomada el 8 de febrero de 2007, fuente: White House.
_______________________________________________

Ver los otros artículos del Proyecto Censurado.

De los 34 estados [federales de EEUU] que respondieron a las preguntas de la publicación Congressional Quarterly, CQ (Trimestre Congresional), sobre cómo se gastó el dinero de Seguridad de la Patria, 12 tienen leyes o políticas para impedir que el público conozca detalles de los gastos de "la lucha contra el terrorismo". Muchos estados han hecho suyas relevantes cláusulas de excepción a la Ley de Libertad de Información (FOIA, en inglés). La razón, según dicen los funcionarios de los estados, es que la información pudiera ser útil a los terroristas.

El portavoz del ministerio de Seguridad de la Patria, Marc Short, respondió a la demanda pública de transparencia que el ministerio no publicará sus archivos sobre el gasto de esos fondos en los estados.

"Estas políticas de no-acceso [a la información] están preocupando", advirtió Steven Aftergood, director de la organización de investigación Project on Government Secrecy (Proyecto sobre el Secretismo del Gobierno), en una entrevista con el Trimestre Congresional.

"La transparencia es el precio que pagamos. Estamos dando lejos la capacidad de sostener a funcionarios transparentes. Más que valorar el descuido público, tememos una amenaza nebulosa de terrorismo, y ésta está cambiando el carácter de la vida política americana".

Nueva York es uno de varios estados que divulguen amplias categorías de compras, tales como vestuario protector personal, pero no especifica el tipo de equipo, qué compañía lo fabrica, cuánto cuesta o dónde va.

Roger Shatzkin, entrevistado por CQ sobre el propósito de la política de Nueva Jersey de cerrar el acceso a la información sobre el gasto de Seguridad de la Patria, ofreció este ejemplo: "Si hubiera un defecto potencial en el equipo, eso podría explotarse [por los terroristas], así que el Estado no quisiera que esa información llegara a ser pública".

Secretismo huele a corrupción

Aftergood contradice que los contribuyentes tienen derecho a saber si los agentes que aplican la ley utilizan equipo defectuoso: "Una de las cosas que sucede cuando usted restringe la información es que usted reduce la motivación para arreglar los problemas y corregir las debilidades".

La provisión del secreto en Colorado se promulgó en 2003, pero el senador estadal Bob Hagedorn dice que la ley se ha interpretado mal, autorizando el rechazo automático del acceso a cualquiera y toda la información respecto a la Seguridad de la Patria. Hagedorn le dijo a CQ que esta aplicación tan amplia nunca fue su intención al patrocinar la ley. Advirtió contra la mortaja del secreto recordando cómo, a principios de 2005, los legisladores del estado descubrieron que Colorado no tenía un plan de Seguridad de la Patria, pero con todo ya se habían gastado 130 millones de dólares en fondos de Seguridad de la Patria. "Cómo demonios usted va a gastar 130 millones para la Seguridad de la Patria cuando usted no tiene un maldito plan?", preguntó Hagedorn. "Y en este punto, el público todavía no tiene una respuesta oficial a esta pregunta", agregó.

Los investigadores de CQ confirmaron que los legisladores federales desean saber más sobre cómo los estados gastan los fondos de Seguridad de la Patria.

"Hay un delicado equilibrio que necesita ser pulsado entre asegurar nuestra seguridad y no publicitar nuestras vulnerabilidades, pero también asegurándonos de cómo se está gastando nuestro dinero en la seguridad", dijo un miembro del personal del Comité de la Seguridad de la Patria del Congreso que solicitó anonimato. "Estamos gastando miles de millones de dólares otorgados cada año a los estados y a los gobiernos locales... debe haber una cierta expectativa de transparencia".

Traducción de Ernesto Carmona.

Fuentes:

Congressional Quarterly, June 22, 2005.
Title: “Billions in States’ Homeland Purchases Kept in the Dark”.
Author: Eileen Sullivan.

Faculty Evaluator: Noel Byrne.
Student Researchers: Monica Moura and Gary Phillips.

(*) Proyecto Censurado (Project Censored) es un programa a cargo del profesor de sociología Peter Phillips, de la Universidad Sonoma State de California, que desde hace 30 años emite un estudio anual sobre las 25 grandes noticias “top” ocultadas por la gran prensa de EEUU. Estas “25 historias top” sobre grandes temas sustraídos del debate periodístico ofrecen una radiografía actualizada de la sociedad estadounidense y la política exterior de EEUU, cuyo conocimiento permite comprender mejor los designios del imperio. Los textos completos pueden verse (en inglés) en http://www.projectcensored.org/.