El conflicto con la empresa se inició ayer luego de que una asamblea resolviera la retención de tareas de dos horas diarias, medida que se cumplió entre las 17:00 y las 19:00, a la que se sumó el corte de la calle Chacabuco al 300, lugar donde esta ubicada la planta de la editorial.

Los trabajadores le reclaman a la empresa un aumento salarial de 500 pesos para todo el personal y el cumplimiento de los estatutos y convenios del sector.