En el fin de semana del 10 y 11/03/2007, la sede de la CTA Capital Federal sufrió un hecho de similares características, ya que sólo fueron sustraídas computadoras y no otros objetos de valor. Ello confirma el carácter mafioso e intimidatorio de los hechos que afectaron al Dr. Meguira y que merecen nuestro mas profundo repudio.

Fácil es advertir que periódicamente reaparecen en nuestro país fantasmas de un pasado que se niega a desaparecer. Los genocidas, los violentos, los corruptos, los autoritarios y antidemocráticos están ahí, entre las sombras, aguardando una nueva oportunidad para dar el zarpazo. Pero esta vez fracasarán. La evolución de la conciencia social de los argentinos no admite retrocesos en el respeto de los derechos humanos y en la defensa del sistema democrático y republicano de gobierno.

Quieren intimidarnos, pero no lo van a conseguir. ¡NO LES TENEMOS MIEDO! Hoy todos somos Horacio D. Meguira.

Buenos Aires, marzo de 2007.

Guillermo Pajoni Luis Enrique Ramírez Secretario Presidente