Sostienen las fuentes enteradas que “a propósito de la reducción de frecuencias de Lan Airlines éste es un acuerdo que no soluciona los temas de fondo en la aviación comercial peruana”. No sólo eso: ¡en Perú aviesamente se deja usar el nombre de la patria por una línea foránea, LAN, que hace esto por conveniencias comerciales y de piratería moderna muy bien montada. ¡Así de simple: LanPerú es una ficción, lo único que existe es Lan Chile-Lan Airlines!

Notemos: “extrañamente, las autoridades de la Dirección General de Aeronáutica Civil del Ministerio de Transportes y Comunicaciones persisten en la errada concepción que reduciendo las frecuencias de Lan Chile (ahora Lan Airlines) se concluye con la oscura etapa que tiñó las operaciones de dicha línea aérea. Borrón y cuenta nueva. Un castigo ejemplar. Todo está saldado. El Perú por fin recuperó su soberanía en materia aeronáutica.”

Hay que admitir “que se ha perdido una valiosa oportunidad de asentar las bases de la real política aerocomercial internacional, que provenga de un análisis sesudo de la realidad aeronáutica nacional y de su contraste con otras latitudes; más aún si tuviéramos en cuenta e hiciéramos valer la estratégica posición geográfica del aeropuerto de Lima.”

Subraya la fuente: “¿Es conveniente la reducción de frecuencias? ¿Cuál es el beneficio que se obtendrá? Si analizamos el acuerdo, Lan Airlines reducirá de 14 a 8 sus vuelos comerciales desde Lima a Nueva York y los Ángeles, y recíprocamente se incrementará en tres las frecuencias semanales para las “aerolíneas peruanas” en la ruta Lima– Santiago de Chile.”

En castellano mondo y lirondo: “sólo tres serían las frecuencias reducidas. Veamos: ¿Lan Perú es una compañía de aviación peruana? Aunque sabemos que no, según la ley de aeronáutica civil y las regulaciones aeronáuticas del Perú, claro que sí, como el pisco, la marinera y el cajón; por lo tanto, gozará de ese beneficio, y por ende podrá establecer todos los acuerdos aerocomerciales necesarios con Lan Airlines para que, lógicamente, la tan mentada y festejada disminución de frecuencias NO les afecte. ¿O acaso los accionistas de Lan Perú no son los mismos que Lan Airlines? Una mirada endógena a los avatares de su presidente del directorio, el testaferro fenicio Emilio Rodríguez Larraín, resulta suficiente para tal sincronismo.”

Acaban de bailarnos con empanada y vino tinto, pero sólo a las inmorales y corruptas autoridades que así han concedido estas licenciosas posibilidades indignantes: “¿cuál es la mejora o ventaja para la aviación comercial peruana? NINGUNA, se pretende hacernos más “cholitos”; mientras, decenas de aeródromos del país mantienen un ausentismo de operaciones comerciales alarmante, es decir, tenemos centenares de pueblos aislados por falta de la única vía de comunicación: la aérea; por consiguiente, gracias a nuestros “negociadores aeronáuticos” la aviación comercial peruana sigue avanzando para atrás. Si al menos hubieran logrado que LAN Perú se obligue a realizar con tripulaciones peruanas –no con pilotos chilenos militares- algunos vuelos a esos aeródromos de pueblos abandonados, algo habrían hecho por el desarrollo tanto de la aviación como de los pobladores.”

¿Se quedarán apoltronados en sus muelles curules los honorables integrantes del Establo? ¿qué dirán las venales autoridades de la DGAC regaladora de lo que no es suyo? ¿y la ministra de Transportes, por convicción y temperamento, vendepatria de viejo y acendrado cuño, Verónica Zavala, dirá una sílaba en un tema que es de Lan Chile? Una constante abyecta inunda los suelos peruanos y crece con dinámica cancerosa: los congénitamente serviles, se reproducen de generación en generación y hasta hoy no han encontrado el forzoso y digno freno de una ciudadanía galvanizada. Por el contrario, los lobbies o cabildeos profesionales a cargo de las Organizaciones de Nuevos Gángsteres, sirve muy mucho al establishment para asentar la injusticia y su afirmamiento. ¿Hasta cuándo o hasta dónde? ¡Hasta que los peruanos organicen sus respuestas en forma de acciones políticas, repudio integral a los vectores de la antipatria y hasta que se apisonen las nuevas alamedas de una nacionalidad digna, culta, justiciera en honor de los mártires y de sus héroes!

¡Atentos a la historia; las tribunas aplauden lo que suena bien!

¡Ataquemos al poder; el gobierno lo tiene cualquiera!

¡Hay que romper el pacto infame y tácito de hablar a media voz!

¡Sólo el talento salvará al Perú!

hcmujica.blogspot.com Skype: hmujica