En poco más de dos años, la FELAP puso manos a la obra. Esta nota da cuenta de la tarea hecha y de lo mucho por hacer en favor de la salud de los y las periodistas en la región.

La cruda realidad en materia de salud que signa la vida de los y las periodistas en Latinoamérica y el Caribe analizada en el Primer Encuentro Regional de Salud derivó en una propuesta de trabajo formulada por el Presidente de la FELAP, Juan Carlos Camaño

y por la delegación de la UTPBA encabezada por el Secretario de Acción Social, Raúl Barr, y asumida de inmediato por las organizaciones participantes.

Dicha propuesta contempla tres elementos concurrentes: primero, el compromiso de crear en cada organización de FELAP un departamento de salud laboral. Segundo, crear en la propia Federación un área de salud que atienda la problemática de las enfermedades profesionales y tercero, realizar el mapa de salud de los periodistas del continente para tener un panorama cabal del estado de salud de los trabajadores de prensa en cada lugar.

La responsabilidad del área de salud de FELAP recayó en la UTPBA, que por su desarrollo en la materia a través de la Obra Social de Trabajadores de Prensa posee una herramienta propia para el cuidado de la salud, a diferencia de las organizaciones de otros países que recurren al sistema público o al privado, según la disponibilidad de cada trabajador.

Con esa responsabilidad se constituyo el equipo de salud de FELAP, integrado por profesionales y personal administrativo de la OSTPBA, quienes diseñaron la Encuesta de Salud Laboral que permite medir hábitos de vida, condiciones laborales, riesgos físicos y estrés y se combina con el control clínico que incluye un chequeo cardíaco y de control de glucemia y colesterol.

Esta herramienta informativa inédita nos permitirá una vez terminado el recorrido por los países que forman parte de la FELAP, publicar un mapa real sobre el estado sanitario de los periodistas de Latinoamérica y el Caribe.

En poco más de dos años se han atendido alrededor de 800 periodistas en actividad, procedentes de cinco países: Argentina, Panamá, Chile, México y Nicaragua.

La tarea continuará durante el mes próximo en Bolivia y Paraguay, La experiencia hecha por el equipo de diez profesionales es sumamente rica. La información recogida y, fundamentalmente, el trato directo con los compañeros es de gran importancia.

Igualmente el tomar contacto con diversas realidades, donde más allá de algunas diferencias, se corrobora la existencia de un denominador común que caracteriza el ejercicio del periodismo: Inestabilidad laboral, estrés, inseguridad, bajos salarios, desidia en el cuidado de la salud, conflicto familiar, riesgo cardiovascular son algunas de las constantes.

Este hecho, sumado al grado de amenaza que coloca a nuestra región al tope del ranking en materia de muerte y violencia contra los periodistas, no hace más que subrayar la caracterización del periodismo como una de las profesiones más estresantes del mundo.

Nos queda hacia el futuro inmediato, finalizada la tarea de relevamiento, la puesta en marcha de un programa preventivo básico que contenga a todos y otro específico, de acuerdo a las particularidades de cada país que elaboraremos en conjunto.

Se trata, en suma, de cambiar el triste panorama que pone en riesgo la calidad de vida de nuestros compañeros.

En otro plano, esta experiencia estimula la conciencia crítica de los propios periodistas en procura de que asuman un papel activo en el cuidado de sí mismos y de sus familias.

Asimismo, le brinda a las organizaciones de prensa elementos consistentes en la lucha con los empresarios por mejorar las condiciones de trabajo, así como para reclamar al estado las garantías que deben dar en torno de un derecho humano básico, como es la salud.

La FELAP es pionera en la materia y marca un rumbo al que aspiramos agregar nuevas herramientas que aseguren una mejor calidad de vida para los que ejercen el periodismo como profesión.

# Nota publicada en la revista La Utpba abril 2007