El editor Alejandro Wall fue informado por la empresa de ambas decisiones horas después que el acta acuerdo suscripta como consecuencia del aumento salarial alcanzado por los trabajadores y la UTPBA, luego de semanas de paro, explicitaba que no se tomarían medidas contra el personal.

Inmediatamente los trabajadores se reunieron en asamblea junto con la UTPBA y resolvieron por abrumadora mayoría –teniendo en cuenta, además, que esas intimidaciones se repitieron hacia otros periodistas, lo que da cuenta de un premeditado hostigamiento- iniciar un paro, hasta que la patronal vuelva atrás con su planteo.