De la marcha, la cual partió del Parque Lezama, chicos del Hogar Ruca Hueney, de la Fundación Che Pibe, Chicos del Sur, Pelota de Trapo y Mate Cocido.

La caravana, encabezada por el tren de Pelota de Trapo decorados con globos y guirnaldas de colores, partió al mediodía directo hacia Parque Patricios, al Barrio Monteagudo, del Movimiento Territorial de Liberación (MTL-CTA), según publica la agencia de Noticias ACTA.

Al llegar, Carlos Chile, miembro del MTL, manifestó: “quiero darles la bienvenida a los compañeros, primero que nada a la organización de los Chicos del Pueblo. Lamentablemente ha llovido, pero lo triste hubiera sido que la lluvia nos hubiese inmovilizado, porque estaríamos adhiriendo a una cultura de la que nosotros no somos parte. No se suspenden las marchas por lluvia”.

“Es bueno – continúo- que nuestros pibes sepan que vivimos en un país donde el Presidente dice que tenemos mucha plata, 38 mil millones de dólares. Y mientras esa plata está guardada en el banco, en este país siguen muriendo chicos por hambre, siguen muriendo chicos que no consiguen tener lo básico para vivir. Por eso marchamos, por eso estamos decididos a cambiar este país, por eso soñamos otro país”.

Luego la marcha partió hacia Flores, donde se incorporaron los compañeros de la Asamblea de ese barrio.

Villa 15 de Lugano fue última estación.

Como saludo final, se convocó a todas las organizaciones, a todos los vecinos, a todos los trabajadores, a juntarse el 18 de mayo a las 15 horas para recibir al Movimiento Nacional de los Chicos del Pueblo, que vendrá marchando desde Misiones para decir una vez más a todos los que quieran escucharlos, que el hambre es un crimen.