El proyecto de la televisora lo estamos trabajando con el apoyo del gobierno venezolano a través de su Ministerio de Telecomunicaciones y en coordinación con varios organizaciones sociales, apuntó el realizador audiovisual.

Cunich, quien procede del primer y único canal comunitario de su país, TV 2, que trasmite desde el barrio popular de Colón en Montevideo, destacó la proyección del gobierno de Venezuela en el empeño de democratización de los medios.

Acerca de Alba TV reiteró que está naciendo desde abajo, a nivel de los movimientos sociales, aunque cuente con apoyo gubernamental.

En una primera etapa saldrán al aire a través de la señal de Vive TV, uno de los canales públicos venezolanos, y para septiembre esperan que ya la televisora comunitaria latinoamericana pueda bajarse directamente del satélite, indicó.

La conformación de la red Alba TV en la actualidad avanza en Ecuador, igual está sucediendo en Argentina y Nicaragua, y va a pasar en Colombia e incluso en Nueva York con uno de los canales comunitarios que existen en esa urbe estadounidense, abundó.

Recientes conversaciones con Marta Castro, vicepresidenta del Instituto Cubano de Radio y Televisión, apuntan a que la isla esté presente en la red la Televisión Serrana, un proyecto audiovisual con más de una década de experiencia en las montañas del oriente del país, señaló.

Cunich recordó que Venezuela y otros gobiernos de la región impulsan la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA), pero los movimientos sociales además de esa postura están defendiendo un ALBA a nivel de los pueblos.

La red de televisoras comunitarias constituiría un aporte a ese andamiaje integrador, apostó.

No alcanza con la integración a nivel de gobiernos, es necesario que los campesinos, las mujeres, los estudiantes y los obreros de Latinoamérica estemos también unidos y nos entrelacemos en redes de comunicación, advirtió.

Será imposible la integración latinoamericana sin la integración de las organizaciones y movimientos sociales, insistió.