Señaló que a través de una asociación estratégica será instalado el primer cable submarino del Caribe, que tendrá 10 veces la capacidad de todos los cables que existen en esa región.

La conexión partirá desde La Guaira, estado Vargas en la costa central de Venezuela, y se extenderá hasta Siboney, provincia del este de Cuba.

Durán explicó que las dos bifurcaciones posibilitarán la interconexión con otros países del Caribe y América. Esto permitirá a esas naciones acceder a servicios de telecomunicaciones más baratos de los que ofrecen los operadores privados.

Durante la XII Convención Internacional de Informática La Habana 2007, realizada en febrero pasado, Durán informó que el cable, de 1.552 kilómetros de longitud, tendrá capacidad para más de 20 millones de llamadas simultáneas.

También podrá transmitir hasta 26.000 canales de televisión y brindar servicios de acceso a Internet, lo que propiciará la cooperación y el desarrollo de trabajos conjuntos en áreas como ciencia, educación, medicina, deporte y cultura entre Venezuela y Cuba.