Según informaciones procedentes de Washington y recogidas por varias agencias internacionales, el FBI incurrió en violaciones a la ley en la recopilación de información sobre llamadas de teléfono domésticas, correos electrónicos y transacciones financieras, reportó este jueves la prensa.

Una auditoria interna mostró que los alcances de las casi mil irregularidades en que incurrió la FBI en los últimos cinco años rebasan las 22 instancias de este tipo reportadas en un inicio por el Departamento de Justicia.

La auditoria, divulgada este jueves por el periódico The Washington Post, cubrió sólo el 10 por ciento de las investigaciones sobre seguridad nacional efectuadas por la FBI desde 2001, por lo que el número de violaciones detectadas en este programa podrían ser mayores.

El diario afirmó que en la mayoría de los casos los agentes de la FBI recibieron de compañías telefónicas y proveedores de Internet números y archivos de correos electrónicos que no habían sido requeridos y por consiguiente no estaban autorizados a recopilar.

Pese a ello, los agentes retuvieron la información en los archivos preparados, porque, según el gobierno de George W. Bush, la mayoría eran “sospechosos de terrorismo o actividades de espionaje”.

Sin embargo, en más de 20 instancias, los agentes solicitaron información a la que bajo las leyes actuales no pueden tener acceso.

Funcionarios de la FBI dijeron que los resultados de la auditoria confirman los temores de supervisores y críticos del programa respecto a que los agentes no entienden o no observan los procedimientos legales requeridos al reunir esta información.

The Washington Post dijo que de las más de mil potenciales violaciones a la ley expuestas por la nueva auditoria, cerca de 700 involucraron a compañías de teléfonos que suministraron más información de la solicitada.

En 14 casos, los agentes reunieron de manera inapropiada reportes completos de crédito con información provista por instituciones financieras.

Con ello excedieron la autoridad conferida por la Ley Patriota al amparo de la cual ejercieron estas funciones y que, según la misma, sólo pueden ser requeridas en casos de contra inteligencia.

# Agencia APM (Argentina)