Hay algunos elementos importantes en esta nota, entre ellos el reconomicimiento de que el FBI trabaja estrechamente con las grandes transnacionales de telecomunicaciones en Estados Unidos -Microsoft, por ejemplo- y las universidades, para identificar a los "violadores" .

FBI – Millones de víctimas potenciales por delito cibernético de las redes de bots El Departamento de Justicia y el FBI anunciaron esta semana los resultados de una iniciativa que se está llevando a cabo contra el delito cibernético con el fin de obstaculizar y desmantelar a los “controladores de bots” (“botherders”) y elevar la conciencia de los usuarios en materia de seguridad informática con respecto a las redes de bots.

La Operación Bot Roast es una iniciativa nacional y las investigaciones que se están realizando han detectado más de un millón de direcciones IP de computadoras víctimas.

El FBI está trabajando conjuntamente con socios de nuestra industria, incluido el Centro de Coordinación de CERT, en la Universidad Carnegie Mellon, para notificar a los dueños de las computadoras que han sido víctimas. Mediante este proceso el FBI podría revelar otros incidentes en los cuales se han usado redes de bots para facilitar otras actividades delictivas.

La red de bots es un grupo de computadoras infectadas bajo el mando y control remotos de un controlador ilícito de bots. La mayoría de los dueños de las computadoras infectadas son víctimas inconscientes e involuntarias. Sin darse cuenta, los dueños han permitido el acceso y uso no autorizados de sus computadoras como vehículo para facilitar otros delitos, tales como el robo de identidad, ataques de denegación de servicios, la obtención ilícita de datos personales (phishing), el fraude del clic y la distribución masiva de correos no solicitados (spams) y de programas de espionaje (spyware).

Debido a su capacidad de amplia distribución, las redes de bots son una amenaza cada vez mayor para la seguridad nacional, la infraestructura de información nacional y la economía.

Según James Finch, director adjunto del FBI para el Departamento Cibernético, “la mayoría de las víctimas ni siquiera saben que sus computadoras han sido infectadas o que alguien está aprovechando su información personal. El atacante logra el control infectando la computadora con un virus u otros códigos maliciosos y la computadora sigue funcionando normalmente. Los ciudadanos pueden protegerse de las redes de bots y otros ardides parecidos mediante la aplicación de medidas de seguridad informática más rigurosas a fin de reducir el peligro de que su computadora sea infectada."

El FBI quiere también agradecer a los socios de nuestra industria, como la Microsoft Corporation y Botnet Task Force (fuerza para combatir las redes de bots) por notificar a las autoridades las actividades delictivas de dichas redes.

Entre las medidas de seguridad cibernética cabe mencionar la actualización de los programas antivirus, la instalación de un cortafuego (“firewall”), el uso de contraseñas más complejas y el empleo de buenas prácticas de seguridad en el intercambio de correos electrónicos y visitas a la web. Aunque estas prácticas no necesariamente detectarán o eliminarán las redes de bots que se encuentran ya en el sistema, esto puede evitar ataques futuros de esas redes. Para más información sobre las redes de bots y cómo prevenir los delitos cibernéticos, puede dirigirse al sitio www.fbi.gov.

El FBI no lo contactará en línea ni le pedirá ninguna información personal, por lo que debe estar al tanto de los planes fraudulentos que piden este tipo de información, sobre todo mediante correos electrónicos no solicitados. Si desea denunciar cualquier actividad fraudulenta o estafas (scams) financieras , contacte la oficina del FBI o estación de policía más cercana, y presente una queja en línea ante el Centro de Quejas sobre Delitos en la Internet, www.ic3.gov.

Hasta la fecha, los siguientes sujetos han sido acusados o arrestados en esta operación por uso indebido y fraude informático en violación del Artículo 18, epígrafe 1030 de la Constitución de los Estados Unidos de América:

*James C. Brewer de Arlington, Texas, por presuntamente haber manejado una red de bots que infectó a varios hospitales de Chicago, y que infectó además a decenas de miles de computadoras en todo el mundo. (FBI de Chicago); *Jason Michael Downey de Covington, Kentucky, se le acusa mediante información de haber usado las redes de bots para enviar una gran cantidad de mensajes a los destinatarios previstos con el fin de causar daños que afecten la disponibilidad de esos sistemas. (FBI de Detroit); y *Robert Alan Soloway, de Seattle, Washington, por presuntamente haber usado una extensa red de bots y enviado por correo electrónico decenas de millones de mensajes no solicitados para dar publicidad a su sitio en la web desde donde ofrecía servicios y productos. (FBI de Seattle)

El FBI continuará investigando activamente a las personas que realizan actividades cibernéticas delictivas.

# REbelion.org (España)