Red Voltaire

Pedro Lajo Lazo: una larga y victoriosa batalla

+

por Manuel Lajo Lazo, [email protected] 20-7-2007

El 29 de junio, fiesta de San Pedro y San Pablo, cumplió 60 años. Todos los médicos le daban como máximo 7 meses de vida después que fue operado de cáncer al cerebro el 26 de junio del 2006, pero ha casi duplicado ese tiempo y hasta hace pocos días su lucidez, serenidad y hasta sentido del humor eran asombrosos.

Pedro Lajo es un médico brillante y esforzado. Pero modesto. Su opción fue concentrar su trabajo en el Hospital de Seguro Social. Como quizás pocos o muchos, prefirió intentar sacar adelante una institución social o pública llena de dificultades a usarla sólo –quizás realistamente– como un trabajo, entre varios, para lograr un presupuesto a la altura del esfuerzo profesional y tantos años de estudio. Nunca se arrepintió de esta opción. Cumplir su vocación de médico compensó siempre la pobreza y estrechez de muchos profesionales peruanos.

Es aún Jefe de Ortopedia y Traumatología del Hospital Rebaglatti. Esta semana cumplió 13 meses de una compleja pero brillante operación dirigida por el Dr.Alvarez Simonetti, Jefe de Neurocirugía del mismo Hospital.

En la lucha desigual contra el incurable cáncer el médico Pedro Lajo ya ha vencido.

Y si hoy o en los próximos días decide descansar para siempre, sus amigos y familiares, sus miles de pacientes queridos, sus colegas y los jóvenes médicos y enfermeras del Perú aprobaremos su decisión y lo despediremos de este mundo con los honores y gratitud que merece un médico que sirvió siempre a su pueblo. Pero su presencia vitalizadora y su entusiasmo por la patria quedará para siempre en los hospitales, las clínicas, los centros de salud,las facultades y escuelas de medicina.

Cuando le extrajeron casi todo el tumor canceroso de su lóbulo derecho le recomendaron descansar, viajar y dedicarse a su familia. Pero, apenas pudo caminar, volvió a su oficina de Jefe en el 9º piso del Rebagliatti e intentó por varias semanas seguir trabajando como lo había hecho toda su vida. ¿Cuántos miles de compatriotas deben la reparación de sus huesos de cadera, el poder volver a caminar y hasta correr felices con sus piernas y brazos -antes enfermos o fracturados- a su increíble destreza de cirujano, sus profundos conocimientos de ortopedia y traumatología pero, sobre todo, a la indoblegable voluntad de servir a sus semejantes?

En su Arequipa querida estuvo casi la mitad de sus 60 años (nunca cambió el domicilio en el DNI y viajaba a votar en las elecciones): 10 años fue destacado estudiante del Colegio San Fco. de Asís, y el resto completando una esforzada carrera de medicina en la Universidad de San Agustín, con internado en el Centro Médico Naval, en Puno y en una provincia rural de Arequipa. Durante casi tres décadas al servicio de EsSalud,en el Hospital Rebagliatti llegó a ser Jefe del Departamento y del Servicio de Ortopedia y Traumatología por varios períodos. Pero su proyección académica y profesional fue mucho más allá pues fue por dos períodos Presidente de la Sociedad Peruana de Ortopedia y Traumatología. Fue recibido como titular de la Academia de Cirugía y el Colegio Médico lo premió en octubre pasado con la Medalla al Mérito por su contribución a la medicina peruana. Organizó en forma brillante trascendentes congresos nacionales e internacionales de su especialidad y participó en los eventos internacionales de una medicina globalizada y competitiva en donde el Perú, gracias a médicos como él, ocupa un lugar meritorio. Sus publicaciones de investigaciones científicas y memorias gremiales son también destacables.

Pedro Lajo es un gran cirujano y dedicó mucho tiempo al estudio y al trabajo. Pero nunca dejó de lado a su familia, a sus tres hijos (Silvia, Pedrito y Carolina) y a su familia extensa. Desde 1980 (muerte de Manuel Trinidad Lajo, su padre) se convirtió en la cabeza de la familia Lajo Lazo. Sus hermanos y hermanas tenemos en él y en la madre, Jesús Benigna, el apoyo afectivo y el impulso poderoso para cumplir los grandes objetivos que siempre orientaron nuestras vidas. Pedro no solo impulsó su carrera y sus luchas. Estuvo detrás de muchas de las tareas y combates que realizamos sus hermanos. Y en las duras y en las maduras Pedro estuvo y estará a nuestro lado. Muchas de las batallas, victorias y reveses de esta familia provinciana migrante (como la mayoría de las familias peruanas) de comuneros y agricultores de Arequipa tienen y tendrán al Dr. Pedro Lajo como uno de sus artífices más eficaces.

Por eso, acompañemos a Pedro en esta nueva batalla victoriosa por la salud y la patria.

Documentos adjuntos

 

Artículo bajo licencia Creative Commons

La Red Voltaire autoriza la reproducción de sus artículos a condición de que se cite la fuente y de que no sean modificados ni utilizados con fines comerciales (licencia CC BY-NC-ND).

Ayude a la Red Voltaire

Usted consulta nuestro sitio porque la calidad de sus artículos le ayuda a comprender los acontecimientos internacionales. Necesitamos su contribución personal para poder continuar nuestro trabajo.
Ayúdenos con su donación.

¿Cómo participar en la Red Voltaire?

La Red Voltaire se compone de voluntarios que no reciben remuneración.
- Si usted es traductor de nivel profesional, puede participar en la traducción de nuestros artículos.

Francia, metida en el engranaje
De la impostura del 11 de septiembre a Donald Trump (10/25)‎
Francia, metida en el engranaje
por Thierry Meyssan
Francia, manipulada por Londres y Washington‎
De la impostura del 11 de septiembre a Donald Trump (9/25)‎
Francia, manipulada por Londres y Washington‎
por Thierry Meyssan
El uso militar oculto de la 5G
‎«El arte de la guerra»‎
El uso militar oculto de la 5G
por Manlio Dinucci, Red Voltaire
 
‎¿Multilateralismo o ‎Derecho Internacional?‎
‎¿Multilateralismo o ‎Derecho Internacional?‎
por Thierry Meyssan, Red Voltaire
 
La agonía de la política exterior ‎de Francia
De la impostura del 11 de septiembre a Donald Trump (8/25)‎
La agonía de la política exterior ‎de Francia
por Thierry Meyssan, Red Voltaire