“Acabamos de resolver ingresar en el expediente la Resolución de la OIT, que a partir de la Reforma Constitucional del 94 tiene rango de ley. Es decir que el convenio 87 tiene la fuerza de una ley nacional. De manera que creemos que con este ingreso al expediente, desde el punto de vista legal está cerrado y ahora resta una decisión política que es reconocerle el derecho a los trabajadores de elegir libremente su organización, su conducción y la decisión que tiene que ver con la vida sindical. Esa es la personería que reclamamos”, afirmó Yasky, según informó la agencia de noticias ACTA.

También formaron parte de la reunión el secretario administrativo, Daniel Barragán; el de Finanzas, Daniel Jorajuría Kahrs, y el director del Departamento Jurídico de la Central, Horacio Meguira.

Yasky, en dialogo con la prensa, también sostuvo que el gobierno nacional debe entregar la personería “ahora, no hay ninguna especulación ni ninguna razón que justifique la demora. Tiene que ser otorgada porque es una cuestión de derecho y porque para una sociedad como la argentina, que hace denodados esfuerzos para avanzar en su democratización, va a significar un paso muy importante. Acá hay que recordarle a un actor que muchas veces permaneció oculto, pero que tiene mucho peso: el empresariado”.

“Que el empresariado no agite fantasmas con respecto a la personería para la CTA. Porque no hay nada mejor para un pueblo que quiere vivir en democracia que tener un movimiento sindical libre, con democracia interna y debate. Para que nadie le imponga a los trabajadores las resoluciones que ellos necesitan. Y sobre todo, que les desaten las manos. Nosotros vamos a plantear en una marcha nacional el 28 de agosto que tendrá como consigna “paritaria social para distribuir la riqueza”, que sólo se puede dar en un país donde los trabajadores no están amordazados”, finalizó el dirigente.