JPEG - 29.4 KB

El sistema telefónico dicen había colapsado, fue la respuesta de la empresa Telefónica y de la autoridad del Ministerio de Transportes y Comunicaciones al unísono. Ambas buscaban el protegerse mutuamente al quedar al descubierto que el sistema operativo que han instalado en el Perú no estaba preparado para cubrir la demanda de todas las unidades de telefonía que han vendido en nuestro país a parte de ello que no se cuenta con un sistema de emergencia estrictamente de uso de las autoridades del gobierno para casos de emergencia como el que nos acaba de suceder.

En todo país se tiene que el sistema de comunicaciones esté preparado para poder cubrir no un punto cúspide de llamadas al día sino la demanda completa de su sistema. Es decir que pueda cubrir todos los teléfonos que tiene vendidos. Ya sean estos fijos o celulares.

¡Esa es su obligación! Y por otro lado el tener un sistema de emergencia que le permita al Gobierno mantener la comunicación con todas las regiones de nuestro país en caso necesario, ya sea este por un hecho de la naturaleza o por un caso bélico. Que vergüenza da ver a la Vice Ministra del MTC Cayetana Aljobín argumentando defensas a la telefónica en vez de ser ella la que exigiera inmediata investigación de lo sucedido y ofrecernos un plan de emergencia para que esto no vuelva a suceder. Entendemos cual debe haber sido la desesperación del presidente García que tenía que dirigirse a su país e informar de lo sucedido cuando el mismo no podía comunicarse con nadie, ni siquiera con sus mandos militares en las regiones.

Comprendemos que algunas de las torres pueden haberse caído o colapsado al desconectarse el fluido eléctrico, pero para eso existen sistemas de alternancia de emergencia los cuales deben funcionar automáticamente al desconectarse las principales. Era insólito escuchar al Jefe de la sétima región policial dirigirse a sus unidades a través de una radio comercial.

Que no venga la telefónica a decirnos que se saturó el sistema pues bien que en España cuando los atentados al sistema de trenes en Madrid todo el mundo utilizaron el teléfono para comunicarse y ver si estaban bien sus familiares y el mismo no colapso. Es decir allá si cumplen con las medidas adecuadas pero aquí en el tercer mundo no importa. Para información el sistema de Internet si funcionó y utiliza las mismas redes.