JPEG - 26.8 KB

Rusia será una de las primeras que podrá adquirirlo. Es justo porque los principales elementos de la nave fueron desarrollados en el Centro de Estudios abierto por Boeing en Moscú, según explicó el diseñador jefe del avión, Jim Morris. Los ingenieros rusos habían diseñado los elementos de la proa del fuselaje, los pilones de anclaje de motores, el borde delantero de las alas, las aletas compensadoras y las estructuras del tren de aterrizaje hechas de titanio. El titanio, a propósito, lo había suministrado la corporación rusa VSMPO-Avisma. El contenido de ese metal en el Dreamliner alcanza un 20%.

No todos los países -incluso los más industrializados- han podido asimilar la producción y la tecnología de elaboración del titanio, el más ligero de los metales y a la vez el más resistente. El mayor problema de su producción es el grado de pureza, porque la más mínima impureza lo hace frágil. En 1948, los norteamericanos habían fundido el primer lingote industrial, y poco después lo supieron hacer los metalurgos rusos. Hoy día, Rusia y EEUU son socios en el sector aeronáutico. Ello ha sido posible gracias la tecnología rusa de elaboración del titanio y de los productos fabricados a partir de sus aleaciones. Asimismo vale destacar la corporación VSMPO-Avisma.

El mayor productor de titanio en el mundo -y prácticamente el único en Rusia- es la planta siderúrgica de Verjnesáldinsk en los Urales. Pues aprovechando sus instalaciones fue creada la corporación VSMPO-Avisma.

El primer lingote de titanio fue fundido en la planta de Verjnesáldinsk en 1957. Ya para finales de los 70 esa empresa llegó a ser una de las primeras del mundo en la producción de lingotes y laminados de aleaciones de titanio. Hacia finales de los 80, la planta convirtió a Rusia en el líder mundial en dicho sector. La corporación VSMPO-Avisma llegó a ser empresa élite del complejo militar-industrial de Rusia dotada de los más modernos equipos.

VSMPO es el principal suministrador de titanio para la mayoría de los proyectos aeroespaciales: aviones comerciales Tu-154, Tu-204, IL-86,

IL-96 y An-124, helicópteros Mi y aviones de combate Su, MiG y Tu. El titanio conquistó el cielo y seguidamente partió al espacio. Fue empleado para construir el transbordador soviético Energía-Burán y la estación internacional Soyuz-Apolo. En la Tierra, se utilizó en la industria naviera cuando se procedió a construir submarinos de propulsión nuclear.

La corporación VSMPO-Avisma es hoy el suministrador número uno de productos de titanio para compañías tan importantes como Boeing, Airbus, Embraer, Goodrich, Snecma, Rolls-Royce y Pratt&Whitney.

El titanio ruso también se aprovecha en la construcción de instalaciones químicas, en el sector de energía atómica y en la producción de implantes médicos.

En el mercado ruso, VSMPO-Avisma cubre todas las necesidades en productos de titanio de las empresas aeronáuticas, militares, metalmecánicas y otras. Es un socio fiable de más de un millar de clientes en Rusia y otros países participantes en la Comunidad de Estados Independientes (CEI). Vale citar empresas como Sukhoi, Irkut, Aviant, UMPO, Saliut, Saturn, PMZ y Motor Sich.

VSMPO-Avisma ha sido homologada prácticamente por todos los productores mundiales de material aeroespacial. Es la única compañía en Rusia que ha acaparado más de 250 certificados internacionales de calidad.

Tratándose del Boeing 787 Dreamliner, para ese avión se desarrolló una nueva aleación de titanio. Creada por los especialistas de VSMPO-Avisma, es una aleación altamente resistente que recibió el nombre de VST 5553. Se empleará en nuevos tipos de estampados.

La corporación VSMPO-Avisma es, además, el principal suministrador de titanio para el constructor aeronáutico europeo Airbus, competidor de la compañía norteamericana Boeing. El tren de aterrizaje del avión Airbus A380 lleva una viga horizontal considerada la más grande del mundo. Es un estampado de titanio elaborado en la planta de VSMPO-Avisma en los Urales. En ningún otro lugar del mundo saben hacerlo. Este año se empezará a trabajar en el proyecto Airbus A350, para el cual la corporación rusa también elaborará estampados.

Por último, cabe mencionar el novedoso avión ruso para rutas regionales Sukhoi SuperJet100. El titanio que contiene está presente en pequeñas cantidades, pero en piezas muy importantes. Claro, es el titanio de VSMPO-Avisma.

Esta corporación rusa hoy participa casi en todos los proyectos aeronáuticos de dimensión mundial y ayuda a cumplir los sueños más atrevidos de los diseñadores de aviones.

Los productos de la corporación VSMPO-Avisma, destinados a la industria aeronáutica, se exhiben en el Salón Aeroespacial Internacional MAKS 2007 inaugurado esta semana en Zhukovski, provincia de Moscú.

(Versión abreviada. Artículo publicado íntegramente el 19 de agosto de 2007 en la Revista Militar Independiente) .

Fuente: Ria Novosti, 23/ 08/ 2007.