JPEG - 31.8 KB

Un editorial del influyente diario neoyorquino señala que el discurso de este jueves del gobernante republicano es la misma retórica de los últimos cuatro años y no presentó ninguna idea nueva para solucionar el conflicto bélico.

En una semana cuando los ciudadanos norteamericanos esperaban escuchar del Ejecutivo pensamientos correctos y estrategias claras para Iraq, la opinión pública solamente recibió propuestas vagas y planes ambiguos sobre la conflagración, apunta el periódico.

Está claro -remarca el Times- que W. Bush se resiste a admitir la verdad de su fracaso militar. Es hora que el Congreso use sus poderes para exponer la verdad y exigir un cambio real en la estrategia castrense, agrega el rotativo.

Los líderes demócratas también deben presionar más a la Oficina Oval e imponer una fecha tope para el retiro de las tropas de Iraq, donde han muerto en cuatro años casi cuatro mil soldados del Pentágono, recuerda la fuente.

Después de todo -analiza el diario- parece que la carga de acabar la guerra caerá sobre el próximo Presidente, ya que Bush definitivamente no esta claro en como dirigir una nación y su único plan real es confundir a los estadounidenses.

En un discurso televisado anoche, el mandatario justificó el regreso de 5 700 soldados antes de diciembre y unos 30 mil antes del próximo verano, por lo que el número de militares norteamericanos se reducirá progresivamente hasta 130 mil.

El principio que guía mis decisiones sobre el nivel de tropas en Iraq es el del retorno con éxito: cuanto mayor sea su éxito mayor será el número de soldados que podrán regresar, opinó Bush.

Según Bush, él sólo siguió las recomendaciones realizadas por el jefe de las fuerzas estadounidenses en el país árabe, el general David Petraeus.

Fuente: Prensa Latina, 14 sep. 2007.