JPEG - 18.3 KB

La sustancia, altamente radiactiva, puede caer en manos de terroristas, subrayó un informe presentado por un grupo de la sociedad científica, una de las más antiguas de Europa.

Es inadmisible la situación en la que se almacena el plutonio obtenido durante la elaboración del combustible nuclear gastado. No se tiene una estrategia para su eliminación o uso posterior, sostiene el documento.

Personas con ciertos conocimientos e intenciones criminales podrían convertir una exigua cantidad del producto químico en una bomba primitiva, con gran poder de destrucción, advierten los expertos.

Un aviso similar dio al gobierno la Royal Society hace nueve años, sin embargo continúan las mismas condiciones, puntualiza el informe.

Según estimaciones, en la actualidad la central nuclear de Sellafield acumula más de 100 toneladas de plutonio.

Los fabricantes de la bomba estadounidense que destruyó la ciudad japonesa de Nagasaki, en agosto de 1945, utilizaron para su elaboración solo seis kilogramos del peligroso material

Fuente
Prensa Latina (Cuba)