La editora ecologista de Vermont, Chelsea Green Publishing Company, publicó el 5 de septiembre de 2007 un panfleto de la feminista Naomi Wolf que denuncia la represión política existente en Estados Unidos. Intitulado The End of America: A Letter of Warning to a Young Patriot (El fin de América: carta de alerta para un joven patriota), el texto se presenta bajo el formato de un llamado a la ciudadanía, al estilo de la tradición revolucionaria estadounidense de Thomas Paine. Naomi Wolf señala que la administración Bush impide la libre circulación de los disidentes dentro y fuera de Estados Unidos. Una agencia creada a raíz de los atentados del 11 de septiembre de 2001, la Transportation Security Administration (TSA), tiene fichados a más de 100 mil opositores a la política de George W. Bush y los somete a abusivos controles de seguridad que les impiden o les prohíben la utilización de vuelos de compañías aéreas dentro y fuera de Estados Unidos. La existencia de este fichaje se descubrió en marzo de 2004, cuando los agentes de la TSA impidieron cinco veces que el senador Edward Kennedy abordara un avión. Desde entonces, los disidentes provenientes de cualquier medio (representantes locales electos, miembros de diversas asociaciones y organizaciones, catedráticos, etc.) están siendo víctimas de esta privación de la libertad individual.