Red Voltaire

El tiempo recobrado de Scherer

Son 28 textos. Unos son ensayos, otros crónicas. Y un factor común: el estilo periodístico hurgando en el arsenal de la experiencia, muy personal, del periodista. Siempre hay quien se acuerda más de los recuerdos por lo que significan autobiográficamente. Y más si tienen que ver con la tarea, siempre inconclusa, del reportero que llevan dentro los periodistas. A esto obedecen las páginas que Julio Scherer García ha puesto a consideración de los lectores, en formato de un libro con 200 y pico de ellas, dos índices y una brevísima introducción.

+

El libro se llama La terca memoria. Es un desfile de dramatis personae. Y las hay de toda la gama de la naturaleza humana: con sus miserias, debilidades, sus servilismos al poder, sus bajezas y sus grandezas en todas las manifestaciones de lo “humano, demasiado humano”, para decirlo nietzscheanamente. Son los recuerdos del pasado-presente durante 60 años en el cotidiano aprendizaje del quehacer periodístico. Sin el Julio ni el García, es el Scherer que se fue haciendo periodista y, sobre la marcha de sus “años de aprendizaje”, le imprimió a la Guillermo Meister, de 1946 a 1967, la originalidad de su periodismo.

Así fue escribiendo y dirigiendo. Así fue acumulando historias y ahora, rescatadas de La terca memoria son alumbradas, para el conocimiento individual del lector. Así Scherer nos convida de sus “recuerdos con información de diversos testimonios y documentos”. Uno va leyendo, en el orden fijado por el autor o el desorden impuesto por el lector, a veces sonriendo, a veces muy serio y a veces con ese malestar propio de la indignación conforme Scherer va contando, con su prosa literaria-periodística, lo que ha seleccionado de lo mucho que almacena su memoria.

No hay un texto, por el asunto central que trata y sus derivaciones, porque resulta que los recuerdos se van hilando, que no resulte interesante por la penetrante observación, la fina ironía, el filoso comentario y el análisis para presentar lo sucedido como si estuviera apenas llevándose a cabo. Scherer es, también, un narrador para recrear lo que vio a través de los ojos de su cara, retenido con los ojos de los recuerdos que más permanecen. Recuerdos que buscan salir del pasado para reciclarse como sucesos presentes.

Así nos va llevando Julio Scherer García a su fiesta memoriosa. Es la prosa para contarnos de amistades y desamistades, amores y desamores, ilusiones y desilusiones. Se trata del ir y venir de Scherer por todos los caminos y veredas del periodismo, donde necesariamente se topa, animal periodístico que es don Julio, con el resto de la fauna y flora donde vivimos y sobrevivimos coleccionando recuerdos dulces, amargos, tristes y alegres como los que van tejiendo las páginas de este libro. Y conversar-leyendo con el Scherer entrevistando a su memoria, para describir hechos pasados por la ironía, la añoranza, la terca memoria que logra la hazaña proustiana del tiempo recobrado.

Ficha bibliográfica:

Autor: Julio Scherer García

Título: La terca memoria

Editorial: Grijalbo, 2007

[email protected]

Fecha de publicación: Septiembre 1a quincena de 2007

Artículo bajo licencia Creative Commons

La Red Voltaire autoriza la reproducción de sus artículos a condición de que se cite la fuente y de que no sean modificados ni utilizados con fines comerciales (licencia CC BY-NC-ND).

Ayude a la Red Voltaire

Usted consulta nuestro sitio porque la calidad de sus artículos le ayuda a comprender los acontecimientos internacionales. Necesitamos su contribución personal para poder continuar nuestro trabajo.
Ayúdenos con su donación.

¿Cómo participar en la Red Voltaire?

La Red Voltaire se compone de voluntarios que no reciben remuneración.
- Si usted es traductor de nivel profesional, puede participar en la traducción de nuestros artículos.