El fin de la iniciativa es apelar a las organizaciones sociales para que presionen a los gobiernos que se comprometieron con los objetivos propuestos por la ONU en la Declaración del Milenio.

Firmada por el secretario general, Ban Ki Moon, en septiembre de 2000 y aprobada por 189 países, esta declaración estableció como fecha límite el año 2015 para alcanzar sus objetivos. El primero de ellos consiste en eliminar la pobreza extrema y el hambre, cuestión que requiere algo más que el esfuerzo de toda la sociedad.

El 17 de octubre fue clave para verificar el alcance del llamado. En el día Mundial de Erradicación de la Pobreza, Argentina sumó su aporte a la Campaña “Levántate y Alza la Voz” en la que confluyeron cerca de 170 Organizaciones No Gubernamentales (ONGs) de todas las regiones del país.

Daniela Jaschek, integrante del Instituto de Desarrollo Social y Promoción Humana, (INDES), en diálogo con APM, dijo que su relación con la campaña global de Acción contra la Pobreza, se establece durante todo el año a través de la campaña nacional Ningún Hogar Pobre en Argentina.

“Se está trabajando en dos cuestiones principales. Una de ellas consiste en exigir que se cumplan los Objetivos del Milenio (ODM), considerados insuficientes”, expresó.

Es por ello que a los ocho ODM, relacionados con la educación, la salud, la igualdad de género y el medioambiente, se le ha sumado uno, correspondiente a promover el trabajo decente. Esto significa, reducir el desempleo a menos del 10 por ciento en 2014; incrementar la cobertura de protección social a las dos terceras partes de la población para el 2015 y erradicar el trabajo infantil.

“Se están haciendo estudios específicos acerca de cómo se está alcanzando o no las metas propuestas. El 13 de noviembre se va a presentar este texto. Terminar con la indigencia en el 2015 es sacrificar muchas generaciones. Argentina está en condiciones con el ritmo de crecimiento de los últimos años de implementar políticas de redistribución de la riqueza que permitan bajar los índices de pobreza y de indigencia antes de esa fecha” explicó Jaschek.

El Instituto trabaja con otro eje, que es la niñez: “hay varios proyectos de ley de asignación universal por hijo presentados en el Congreso que no se han tratado y que creemos que es una manera de establecer un piso básico para los niños, que si bien no soluciona el tema de la pobreza, por lo menos establece condiciones básicas para redistribuir el ingreso”, acotó.

Uno de esos proyectos fue el presentado por la candidata a presidente por la Coalición Cívica, Elisa Carrió, quien mantiene en su campaña la propuesta del Ingreso Universal para la Niñez, que consiste en que el Estado dé a cada niño y adolescente pobre la suma de 150 pesos por mes administrados por la madre, con el fin de atender a los sectores más vulnerables.

Los cuestionados índices oficiales del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), hablan de un 23.4 por ciento de pobreza y un 8.2 por ciento de indigencia. Sin embargo, según datos aportados por la campaña Ningún Hogar pobre en Argentina; uno de cada tres hogares no cubre sus necesidades básicas.

Un documento crítico sobre los objetivos de Desarrollo del Milenio realizado por Daniel García Delgado y Alejandro Casalis, miembros de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales; coincide con la ONU en plantear que el mercado no debe regular las relaciones humanas y que es necesaria la participación de los gobiernos y las organizaciones de la sociedad civil. Sin embargo alerta sobre el riesgo de que las palabras sean sólo promesas que no se traduzcan en hechos concretos al fijar horizontes tan lejanos.

Para brindar ayuda en Argentina, se puede ingresar a la página electrónica www.nomaspobreza.org.ar y sumarse a la campaña. Porque no basta luchar contra la pobreza, sustantivo difícilmente abarcable, sino contra las causas que la originan.

Los números nunca tienen el atributo de reflejar en su totalidad la crueldad de la pobreza. Pero ante los más de mil millones de personas que viven con menos de un dólar por día, los casi cuarenta millones que participaron de la campaña mundial, duplicando la cifra del año anterior, aportan un dato significativo. Cada año, menos gente es indiferente ante el sufrimiento de los demás.

# Nota publicada or la Agencia Periodística del Mercosur (http://www.prensamercosur.com.ar/ap...)