Entre la gente, escuchando la canción a capella que regaló León Gieco, estaba un antiguo director de la señal, uno de seguridad sin el uniforme y el equipo del canal mientras algunas cámaras desavisadas filmaban lo que ocurría (¿alguien vio un mínimo despliegue informativo sobre este cierre en un medio comercial? ¿La competencia de un canal público no es bienvenida?).

El acto empezó con la lectura de un documento elaborado por los trabajadores donde se explicó que el presupuesto de Ciudad Abierta representa el 0,049 por ciento (sí, leyeron bien) de la cifra total designada para la ciudad. Que este año se ejecutó menos de la mitad (unos 6 millones de pesos), que lo económico era una excusa, y se recordó que el macrismo votó este presupuesto donde figuraba, desde ya, la modesta suma asignada para la señal pública.

Noé Jitrik, Nora Cortiñas, Luis Felipe Noé, Cristina Banegas, conductores y periodistas del canal fueron pasando de a uno frente al micrófono para verbalizar su apoyo y su argumento en contra de lo de arbitrario. Se recordó que un cierre es igual que una quema de libros y alguien pidió que no se diga más “con el mismo criterio se podrían cerrar el Teatro San Martín, el Colón o cancelar toda actividad cultural que no sea rentable. ¡No le den ideas!”. Un editor afirmó que “se tomó una medida demagógica para dar una señal a quienes les agrada el achicamiento del Estado”. Se habló de las dos nominaciones al Martín Fierro que tiene el programa Changüí. Otro recordó las genuflexiones de entonces que permitieron que la señal de la ciudad sea ubicada en el canal 80 del cable. Se mencionó la lucha que debió librar el cineasta Tristán Bauer para que Encuentro figure en el lugar 6 en la grilla, decreto del COMFER mediante, mientras Canal 7 está hoy inexplicablemente desplazado al 15, en TV paga.

Al finalizar el acto, se proyectó un trailer que compila las distintas propuestas del canal. A los trabajadores no les alcanzaban las palabras para transmitir la desesperación de lo que se perdería con la señal. “Es esfuerzo, decisión, inteligencia”, “las producciones son 100 por ciento armadas con equipo propio”, “no hay escritor, teatrista, cineasta, artista visual que no haya pasado por este canal, es el principal archivo cultural que tiene la ciudad”, “es el único lugar para viabilizar proyectos culturales diferentes”. El video contra el cierre figura en You Tube http://es.youtube.com/watch?v=05U5T... y algún comentario escupía “eso pasa por votar a Macri”, quien no fue la estrella de la noche, como era de prever.

Pero el mejor argumento lo dio el criticado material de Ciudad Abierta que, sin embargo, impacta por la calidad de las producciones, las ideas que se transmiten, la belleza de la filmación, los despliegues artísticos de todo tipo y permite en un parpadeo corroborar por qué es imprescindible su existencia.

(*) Periodista.