Sobre el alza de los artículos de primera necesidad

El incremento de los precios de los artículos de primera necesidad no tiene explicación técnica alguna, porque los costos de producción de esos bienes no han subido de manera notoria o perceptible. Es evivente que hay una acción especulativa de mala fe, de acaparar productos y producir artificialmente una subida de precios. El objetivo es generar, por esa vía, un descontento en la población respecto al gobierno y a las acciones que desarrolla y promover un clima de intranquilidad para disuadir a la Asamblea Nacional Constituyente de las transformaciones de fondo que tiene que hacer. El pánico y el miedo de estos especuladores, seudo empresarios, se deben al cambio que el gobierno ejecuta, especialmente en lo económico. Dicen que quiénes están contra el mercado cometen blasfemia, se niegan a que se elimine la economía social de mercado, en su estrechez de miras lo máximo que alcanzarían a aceptar es aquello que propone el CONESUP: una economía solidaria de mercado, que es otro paño tibio, sin pies ni cabeza, un galimatías que no deja nada en claro. El mercado como tal, donde concurren la oferta y la demanda, es un instrumento que adecuadamente controlado y guiado, y sobre todo eliminando todos los vicios que este tiene, puede estar al servicio de la gente, como debe ser.

La Constitución debe decir que la economía ecuatoriana es una economía humanista y que tiene al ser humano como norte de su acción, con la procura de su bienestar constante y creciente, es mi opinión y espero que sea la de los demás asambleístas, para poder entrar a un nuevo ciclo, a una nueva forma de institucionalizar el manejo económico, político y social en el país. Esto es absolutamente imprescindible e impostergable.

Al crear este clima de incertidumbre, de inseguridad, de aumento de precios, que acelera la inflación, y los salarios no alcanzan, tratan de hacer aparecer como que fuera culpa de este gobierno que tiene nueve meses en funciones. Este problema de la especulación viene desde mucho antes. Desde el Foro Ecuador Alternativo denunciamos que en el primer año de dolarización se llegó al 91% de inflación acumulada y durante estos 7 años se tuvo un promedio anual de sobre el 26% de inflación en promedio, lo cual en dólares es una barbaridad.

Los subsidios

Los subsidios son una inversión, y un gobierno que tiene recursos tiene que utilizarlos para paliar las situaciones más extremas, sin embargo aquí se dice que no sirven para nada, que son un despropósito, piden que se eliminen, mientras aplauden los subsidios millonarios que se operan por ejemplo en los EE UU, donde cada vaca recibe un subsidio de 2 dólares diarios.

Estos sectores no están de acuerdo con los subsidios que hace el gobierno por ejemplo a la harina, que constituye el 60% del componente del pan y que sirve para abaratar el pan, por lo que no hay razón para una alza de este producto. El subsidio a la úrea sirve para abaratar la producción agrícola, el subsidio al arroz evita una elevación de precios desmedida e injustificada. Esta negativa a los subsidios tiene que ver más bien con el afán desmedido de que las cosas se encarezcan y se genere el caos en el país.

El gobierno de Correa tiene el poder para achicar la dramática brecha entre el valor de la canasta básica y los ingresos de la gente, eso es lo que les molesta y les aterra. Desde el inicio de su gobierno, se dio un juego de poderes: las cúpulas empresariales versus el poder que tiene el pueblo, para evitar que el pueblo ejerza el poder. Esta idea hay que afirmar en la gente.

Sobre la dolarización

Aquellos sectores dicen y se desdicen sobre mantener el dólar como moneda y que esto hay que ponerlo en la Constitución. Esto es ridículo y antinacional, estos señores, como no leen otra cosa que no sea el misal del neoliberal y del libre mercado, no saben lo que pasa con el dólar. Recordemos que hace unos meses, el euro valía 1,20 dólares, hoy vale 1,44 con tendencia a subir. Es una muestra de que la economía norteamericana sufre un frenazo, no hay créditos, los grandes bancos norteamericanos tienen que pedirle prestado a la Reserva Federal porque tienen malos préstamos que se originaron en el sector inmobiliario.

Todo esto configura un esquema donde el dólar no es la moneda más aconsejable, ni para los Estados Unidos, peor será para el Ecuador, donde pagaremos las cuentas de esto primero que nadie. A dicha gente no les importa si el país sigue siendo país, o no, el asunto es acumular recursos y nada más. Por ello atacan al gobierno que impide esa acumulación voraz y recupera la dignidad, recupera la fuerza y el honor nacional.

Las importaciones crecen más que la producción interna…

Ya en el año 2000 alertamos, desde el Foro Ecuador Alternativo, sobre la escasa diferencia que había entre la producción global y las crecientes importaciones; la producción global estaba en alrededor de 6 mil doscientos millones de dólares y las importaciones globales en 4 mil millones de dólares. A nuestro juicio, eso iba a provocar un desfase entre la producción importada a precios bajísimos versus la producción nacional que genera inversión y empleo, hasta suprimirla.

Después de siete años, al cerrar el año 2006, la producción nacional global crece en apenas 500 millones de dólares, son 6.700 millones de dólares el valor de la producción nacional, pero el valor de las importaciones crece a más de 10 mil millones de dólares; o sea, importamos mucho más de lo que producimos internamente, en desmedro de la producción nacional; sin embargo, los mercaderes de este país que dicen es innecesario proteger a la industria, a la agricultura. El sector comercial importador no genera ni el 5% de los trabajos fijos que genera el sector productivo agrícola, el agro-industrial e industrial. Por ende, el proteger a la industria es una necesidad.

Los países ahora llamados industrializados, para llegar donde están, hicieron todo lo que significa protección a la Industria Nacional, pero a nosotros nos predican el libre mercado, nos patean la escalera para impedir hacer lo que los esos países hicieron, es decir, proteger y abaratar costos.

Política Arancelaria

La reforma arancelaria recién empieza, con cierta timidez, pero estoy seguro que se profundizará. Son casi 2.000 artículos, entre materias primas, insumos y bienes los que bajan el arancel, y 567 partidas de bienes terminados son las que tienen protecciones (suben hasta en 30%). Los celulares podrían ser un elemento de negociación por ser una herramienta de trabajo. Existen otros elementos de consumo suntuario, como los licores importados, todo lo que se importe en materia de bienes suntuarios, como los automotores de lujo; quien pueda comprarlos, que pague lo que corresponda sin tener privilegios. En cambio, se debe hacer una diferencia con los automotores que son instrumentos de trabajo.

Las reformas deben irse ampliando, falta en la reforma un ordenamiento claro para tomar el aparato productivo en su conjunto: alimentación, salud, educación, vestuario, vivienda, progreso tecnológico, investigación científica y comercio exterior. Ahí están 7 sectores que abarcan la globalidad de la producción. Lo que convendría realizar es un listado de la producción eficiente en cada uno de esos sectores que merecen protección y a la vez que ese estudio sirva para abaratar los costos de producción y establecer mecanismos que impidan el abuso. Hay que armonizar una serie de políticas arancelarias: la crediticia, que busque la localización de recursos para la producción de manera adecuada y en los sectores claves, y la otra es la política tributaria.

La reforma arancelaria que se lleva a cabo para los especuladores es un anatema, una herejía pero no dicen nada respecto de la baja de los aranceles a las materias primas, insumos y bienes de capital. Eso está bien, pero tiene que ir unido a un programa completo del manejo de la política arancelaria, a fin de bajar los costos de producción y proteger a la industria ecuatoriana. Faltan algunas medidas.

Política Financiera

Otro elemento es la política crediticia, ya se hizo un intento en términos de bajar las tasas de interés, pero los diputados de bolsillo de la banca se ocuparon de que el cálculo de la tasa de interés se hiciera con una media ponderada, más dos desviaciones estándar, lo que dio como resultado un encarecimiento en los créditos, las comisiones fueron sustituidas por las desviaciones estándar, entonces todos se pegaron al techo y las tasas de interés siguen siendo elevadas. Por tanto, hay que ir con un política clara a la Asamblea Constituyente.

No creo en un diálogo este momento con la banca, los banqueros ya dijeron lo que tenían que decir. El señor Cesar Robalino dijo “redúzcannos los impuestos, eliminen las contribuciones a la AGD, a la Superintendencia de Bancos, quítennos una serie de contribuciones, que tenemos que hacer obligatoriamente”; pero no se les ocurre decir ‘vamos a disminuir nuestra rentabilidad’. La banca solamente hasta el mes de agosto ha acumulado, en utilidades netas, 198 millones de dólares.

Hay que hacer un planteamiento nuevo sobre el sistema financiero, que tenga una base de carácter doctrinario filosófico y una mecánica de su funcionamiento, para establecer mecanismos de control, seguimiento y supervisión general del sistema financiero. Esta es la responsabilidad fiduciaria sobre la cual se construye una institución, que es el manejo de la cosa ajena, y por ende el manejo de la cosa pública. El dinero de una empresa, de la actividad profesional por honorarios o por lo que fuera, deja de tener rostro para convertirse en un bien público y los bienes públicos en responsabilidad fiduciaria y en función del manejo de lo ajeno, deben tener un fin social, el bien común.

Hoy, un micro crédito tiene una tasa de interés de 42%, mientras el usuario apenas puede ganar un 6% o 7% máximo; así es imposible pagar el crédito. Por ello la rentabilidad del usuario en distintas categorías debe guardar relación con la rentabilidad de la banca. La banca no puede seguir ganando lo que está ganando porque es inmoral, solo en 8 meses de este año en promedio los 25 bancos ganan cada uno alrededor de 20 millones de dólares, esto en promedio.

Estamos en el camino de recuperar la soberanía de un país en todos los campos, uno por uno, poco a poco con todo el viento en contra, con toda la virulencia del ataque y ejercicio del poder económico de forma ilegitima, vía especulación, vía generación de escasez, vía aumento precios por acaparamiento, de eso vamos ver mucho mientras dure la Asamblea Constituyente.