JPEG - 25.6 KB

Los opositores tendrán que decidir si concurren a las urnas a votar por el NO a las reformas a la constitución que propone Chávez, o si adoptan por la abstención electoral a manera de sabotaje al proceso eleccionario. De la participación o ausencia de los electores oposicionistas depende la diferencia de votos que habrá entre el SI de Chávez y el NO de los recalcitrantes adversarios del chavismo.

De manera que los enemigos del proceso revolucionario Bolivariano están en una gran encrucijada. Si van a las urnas y el SI de Chávez obtiene la mayoría de los votos, estarían legitimando el proceso eleccionario de manera total, sin que nadie pueda objetar el limpio triunfo del Presidente Chávez en los comicios.

Si por el contrario gran parte de la oposición anti-chavista se decide por la abstención y no participa en los comicios del próximo dos de diciembre, le dará la oportunidad a los propugnadores del SI a la reforma constitucional, a aumentar de manera abrumadora la victoria electoral de Chávez y sus millones de simpatizantes Bolivarianos.

Hablando en términos beisboleros: Los opositores al chavismo tienen la suerte echada. Están colocados en tres bolas y dos strikes. Y la pelota viene recta y directa al home.

Les habló para Réplica de Radio-Miami, Max Lesnik.