La calle Avellaneda, en el barrio porteño de Caballito, fue testigo de las anchas columnas de organizaciones sociales que acudieron ayer a la convocatoria a construir una “Paritaria Social para la distribución de la riqueza” y para reclamar “Libertad y Democracia Sindical. Personería Gremial para la CTA”. Pasadas las 16, más 4.000 personas abarrotaban el Microestadio del Club Ferro Carril Oeste para avanzar en la propuesta que la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) impulsa junto al Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos (IMFC), la Federación Agraria Argentina (FAA), y la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (APyME). Sobre el escenario se encontraban los máximos dirigentes de estas cuatro organizaciones sociales. Carlos Heller (IMFC), Francisco Dos Reis (APyME), Eduardo Buzzi (FAA) y Hugo Yasky.

Dos oradores tuvo el acto. En primer término habló Heller y luego el titular de la CTA, quién agradeció “a todos ustedes porque hicieron posible que este encuentro por la Paritaria Social no fuera en una sala fría, en una conferencia de prensa. Esta presentación de la Paritaria Social es gracias a las compañeras y compañeros de los barrios, de las organizaciones sindicales, de los trabajadores, los que siempre pusimos por el cuerpo para que este país pudiera crecer, pudiera levantarse”

“Ahora hay que distribuir la riqueza, ahora se acabó la política del hambre”, subrayó Yasky, quien a renglón seguido argumentó, en relación a la convocatoria realizada por el Gobierno nacional, que “no hay Pacto Social, no hay acuerdo social sobre la base de 10 millones de argentinos con hambre; no hay discusión posible, la discusión tiene que ser una política nacional que tenga como compromiso la distribución de la riqueza para que en esta Argentina que tiene recursos no tengamos que tener un solo chico pobre, un solo niño en la calle, un solo hogar sin comida. Esto es lo que le da sentido a esta Paritaria Social”

En referencia a las recetas económicas sobre la "teoría del derrame" sostuvo: “Los que dicen que primero hay que crecer, que primero se tiene que llenar la copa porque después que la copa se llena, gotea y nos moja un poquito a los que estamos abajo, saben que mienten, que la copa no se derrama sola. Para que la copa derrame, hay que volcarla y eso solamente lo pueden hacer los trabajadores y el pueblo organizados”.

“Necesitamos avanzar en la construcción de un sujeto social en la fuerza popular que pueda tomar este programa, esta cantidad de propuestas para distribuir la riqueza, para mejorar los salarios, para un ley que nos permita financiar los salarios de los compañeros estatales, la salud pública, la desocupación, para que en este país paguen más los que más tienen, para que se desgrave el IVA”, enumeró Yasky y respondió: “Porque no puede ser que cuando un tipo que gana 70 mil pesos le compre polenta al gato pague el mismo impuesto que un compañero que gana 600 pesos que tiene que dejar en concepto de IVA la misma cifra. Eso no es justicia, eso no es libertad, eso tiene un solo nombre, es explotación. La Paritaria Social nació para dar esa pelea, con la Federación Agraria, con la pequeña y mediana empresa, con los aliados de la clase trabajadora”.

El máximo dirigente de la CTA también explicó que es la Paritaria Social. “Tiene que ser el punto de partida de un combate que nos una a todos discutiendo como pueblo, para que la unidad de los trabajadores del campo popular sea un proyecto estratégico por el cual volvamos a darle fuerza al Movimiento Político, Social y Cultural, que nos permita plantear un nuevo contrato social donde la base sea la justicia y podamos reunirnos en una Asamblea Constituyente para avanzar en este proceso de lucha”.

Acerca de la distribución de la riqueza aseveró que “no depende de una receta económica, no hay una receta económica que la garantice”. Afirmó que “solamente se garantiza la distribución de la riqueza si tenemos la fuerza social movilizada capaz abrir las puertas que hay que abrir”. Y clamó para “crecer en organización, en unidad, en capacidad de movilización para que esos empresarios que quieren seguir chupando de la teta del Estado, aquellos empresarios que quieren seguir quedándose con la mayor parte de la renta, sepan que llego el tiempo de distribuir en la Argentina”.

El secretario general de la central obrera también habló de las dificultades a transitar: “No queremos levantar espejismos, no queremos prometer fáciles victorias”, indicó. “Cuántas luchas, cuántas marchas, cuántos encuentros como estos seguiremos haciendo para profundizar este camino, ninguno de nosotros tiene la verdad revelada, la tenemos que construir colectivamente entre cada uno de nosotros”.

Asimismo, se refirió a los actuales condicionamientos que tiene el Pacto Social convocado desde esferas oficiales: “Es una mentira hablar de Pacto Social sino vamos en igualdad de condiciones”, apuntó. Y agregó contundente: A los empresarios nadie les dice dónde se tiene que organizarse, nadie les diría ustedes están obligados por tal ley a estar en tal organización. Lo mismo reclamamos para los trabajadores, tenemos dignidad, tenemos historia, no vamos a renunciar a la Personería Gremial, vamos a luchar por ella, porque que es un derecho, porque es constitutivo de un Argentina democrática; entonces nadie nos va a decir cómo organizarnos a los trabajadores”.

Yasky además se expresó sobre la urgente necesidad de la Personería Gremial: “No queremos la personería gremial como un trofeo de guerra, sino como un cambio en la fuerza sindical, que los trabajadores puedan elegir dónde organizarse. Vamos a discutir sin condicionamientos, sin agendas preestablecidas y sobre todo con el mandato de ustedes, de todos los trabajadores”, concluyó.

“Tenemos que juntarnos” La apertura estuvo a cargo de Heller, quien se pronunció por “construir una herramienta que permita dar pelea, y hacer que el crecimiento económico llegue a los trabajadores. Es mentira que el aumento de salarios genere inflación: hay que aumentar los salarios y el gasto público, porque así vamos a estar mejorando la distribución del ingreso”.

Convocó también “a revertir la situación actual en la que se quedan con todo unos pocos”; a terminar “con el modelo neoliberal y no sólo cambiar algunas variables porque lo que hay que cambiar de cuajo es este sistema que va contra el interés social”.

El dirigente cooperativo también remarcó que “la distribución de la riqueza es sacarle a uno para darle al otro, y esto se hace con políticas públicas. Hay que cambiar el sistema impositivo, apoyar a los pequeños productores del campo y de la ciudad, y apuntalar el crecimiento regional”. Heller también se pronunció por la libertad sindical y “por un estado participativo y activo, que equilibre el interés social con el empresario”.

“Tenemos que juntarnos las organizaciones de los sectores populares para construir una verdadera alternativa superadora. De eso se trata la Paritaria Social”, señaló.

En relación a la actual situación social dijo que “hay menos pobres” pero recordó que “siguen habiendo 10 millones de pobres y 3 millones de indigentes”. Y demandó: “Hasta que no sea cero, hay objetivos por los que tenemos que seguir peleando”

Todas las banderas, todos los hombres

El microestadio de Ferro lucía embanderado: CTERA, ATE, Suteba, Juventud de la CTA, Judiciales, Marcha Grande, MBB, Frente Transversal Nacional y Popular, Coordinadora Nacional de Organizaciones Sociales, MAB, MTL, MUC, Movimiento Octubres, UTE, Corriente Militancia Popular, MTI, AMMAR, ANTA, APA, Conadu, FeTIA, SUTNA, FeTERA, la FTV, el Movimiento Libres del Sur, y el Movimiento Evita, entre otras.

En representación de las organizaciones impulsoras estuvieron dirigentes de la Mesa Nacional de la Central como Pablo Micheli, Pedro Wasiejko, Víctor De Gennaro, Víctor Mendibil, Juan Carlos Giuliani, Stella Maldonado, Gustavo Rollandi, Daniel Barragán, Adolfo Aguirre, Daniel Jorajuria, Claudio Lozano, Edgardo Depetri, Silvia León, Elena Reynaga y Cecilia Martínez; los dirigentes de la CTA bonaerense Hugo Godoy, Roberto Baradel y Hugo Blasco y el titular de la CTA porteña, Fabio Basteiro.

También estuvieron, entre otros, el intendente de Morón Martín Sabatella, Fernando Pino Solanas, Luis D’elía, Jorge Ceballos, Patricio Echegaray, José Zas, los senadores electos por Tierra del Fuego María Rosa Díaz y José Martínez.

(*) Periodista.

Nota Publicada en la agencia de noticias ACTA de la CTA (http://www.agenciacta.org.ar/articl...)