Alegatos pronunciados respectivamente por ellos los días 12, 13 y 14 de diciembre de 2001 ante el tribunal, contienen pruebas del Estado de Necesidad impostergable de la misión que cumplían Los Cinco para prevenir a su país de origen, acerca de los planes terroristas contra Cuba de elementos asentados en el sur de la Florida.

Esa realidad ha sido reconocida por juristas expertos independientes, incluidos cinco integrantes de la Comisión de Naciones Unidas sobre Detenciones Arbitrarias.

Como afirmó Gerardo en su Alegato: "La razón y la justicia prevalecerán por encima de los prejuicios políticos y los deseos de venganza".

En pos de convertir en realidad ese pronóstico se multiplican las voces de millares de hombres y mujeres solidarios en EE.UU. y en otros países para exigir la libertad de los patriotas cubanos.

En otro momento de su intervención, Gerardo afirmó: "La Fiscalía considera, y así lo ha pedido, que debo pasar el resto de mi vida en una cárcel. Confío en que si no es en este, en algún otro nivel del sistema, la razón y la justicia prevalecerán por encima de los prejuicios políticos y los deseos de venganza y se comprenderá que no hemos hecho ningún daño a este país, que merezca semejante condena.

"Pero si así no fuera, me permitiría repetir las palabras de uno de los más grandes patriotas de esta nación, Nathan Hale, cuando dijo: Solo lamento no tener más que una vida para entregar por mi patria.

Igualmente impactante fue el discurso de Labañino, quien denunció: "Cuba, mi país, ha sufrido por más de 42 años actos terroristas, agresiones, invasiones y provocaciones que han traído la muerte de más de tres mil 478 seres humanos inocentes y más de dos mil 099 heridos. Cuba, al igual que Estados Unidos, tiene derecho a defenderse.

"Mantener una actitud de inactividad o indiferencia o, peor aún, de complicidad y encubrimiento de los terroristas y el terrorismo es el peor delito que se puede cometer contra la seguridad nacional de Estados Unidos; y es eso precisamente lo que está sucediendo en este caso. Quienes protegen a estos grupos e individuos son los que realmente ponen en peligro la seguridad nacional de Estados Unidos".

René González también estremeció a la audiencia cuando afirmó: "Yo creo firmemente que se puede ser católico y ser buena persona, se puede ser judío y ser buena persona, se puede ser capitalista, musulmán o comunista y ser buena persona; pero no existe algo como una buena persona que sea terrorista. Hay que estar enfermo para ser terrorista, como hay que estarlo para creer que exista algo como un terrorismo bueno".

Desde el 12 de septiembre de 1998 el Gobierno de Estados Unidos priva, de manera arbitraria e ilegal, a estos hombres de su libertad para proteger a conocidos grupos terroristas que actúan con total impunidad en territorio norteamericano.

Seis años después de pronunciados los Alegatos de Gerardo, Ramón y René, así como los posteriores de Antonio y Fernando es menester seguir amplificando sus contundentes razones, con la certeza de que la solidaridad mundial los hará retornar a casa, junto a sus familiares y al pueblo que les fijó en sus pechos estrellas identificándolos como Héroes de la República de Cuba.

Agencia Cubana de Noticias