En la concesión para la construcción del NAIQ existe mucho por descubrir. Las denuncias que realiza, desde hace dos años ya, la concejala de Quito, Macarena Valarezo, revelan a los posibles atracadores. A estas denuncias se suman las investigaciones desarrolladas por varias autoridades gubernamentales, movimientos sociales, barriales, académicos y ciudadanos, que cada vez ponen en jaque la supuesta transparencia del cabildo quiteño.

Valarezo señaló, en una entrevista realizada en un noticiero televisivo, que entre las personas involucradas en el posible perjuicio a la capital estaría el alcalde de Quito, Paco Moncayo. “Todo esto conoce el alcalde de Quito y algo esconde junto a las demás personas que concesionaron el nuevo aeropuerto”, indicó la concejala. Además, advirtió que existen otras personas involucradas, pero que hay cláusulas secretas en el contrato que no permiten conocerles. Sin embargo, de las indagaciones que se acercan más a los posibles autores intelectuales, cómplices y encubridores en este posible “atraco”, está la realizada por el economista e investigador Guillermo Navarro. Con el tema “Crónica de una expoliación anunciada”, este investigador publica varios nombres de quienes serían los posibles “atracadores” del dinero de los quiteños. En el informe señala a las siguientes personas:

Diego Pachel Sevilla: Ecuatoriano. Mantenía conflictos de intereses que determinaron el inicio de juicios penales por estafa. Además, el Gerente General de la Corporación Aduanera Ecuatoriana (CAE) solicitó iniciar un proceso de remoción en contra del Subgerente Regional, Sr. Diego Pachel Sevilla, por suscribir contratos de Almacenamiento Temporal de Mercancías de las compañías COIMPEXA S.A. y ECUADUANAS CIA. LTDA., sin la debida autorización del Directorio. Inmediatamente, luego de su remoción, es designado Director de la CORPAQ.

Sandra Reed Serrano : Ecuatoriana, Gestora del proceso más rápido en ser designada representante de la Canadian Commercial Corporation (CCC) y en obtener el contrato de concesión y en novar para la construcción del Nuevo Aeropuerto de Quito. Empleadora y patrona de la compañía Consorcio QUIPORT S.A y ADC & HAS MANAGEMENT ECUADOR S.A. Accionista mayoritaria de la empresa ADC & HAS MANAGEMENT ECUADOR S.A., Representante de AECON CONSTRUCTION GROUP INC, y ex Directora suplente del desaparecido Banco Popular.

Andrew Robert Harley: Canadiense, portador del pasaporte Nº SC 024653, vigente hasta el 23 de abril del 2001, no obstante suscribe el contrato de Concesión entre la CORPAQ y la CCC el 16 septiembre del 2002 cosa que no podía hacerlo al haber vencido su pasaporte. Designado Representante de la “Canadian Comercial Corporation”, por la señora Sandra Reed Serrano, sin disponer de la expresa autorización del señor Douglas Patriquin, como quedó expresamente establecido en el Poder Especial numeral 2, otorgado por la CCC a la señora Sandra Reed Serrano.

Michel Ho-yin Huang: Canadiense, portador del pasaporte Nº P-CAN-BC 184367, vigente hasta el 9 de abril del 2006. Accionista de la compañía ecuatoriana Consorcio QUIPORT S.A Representante de la compañía ADC & HAS MANAGEMENT ECUADOR S.A. y Steven Neil Nacían: de nacionalidad sudafricana, portador del pasaporte Nº PPSAF-419022, vigente hasta el 11 de agosto del 2009. Accionista de la compañía Consorcio QUIPORT S.A”.

A estos nombres se suman las empresas accionistas de Quiport, que es la responsable de operar el aeropuerto Mariscal Sucre y de construir el Nuevo Aeropuerto. Entre estas instituciones privadas, según la página Web de Quiport se encuentran las empresas canadienses Airport Development Corporation (ADC), Houston Airport Systems (HAS), AECON Group Inc y la Compañía Constructora Andrade Gutiérrez. A estas se agregaría, según la revista “Vanguardia”, la empresa argentina Techint, quien habría realizado trabajos en Ecuador para el Oleoducto de Crudos Pesados (OCP).

De llegarse a descubrir un “atraco” a los dineros del pueblo quiteño, no solo se sumarían las mencionadas empresas y personas, sino todo el Directorio de la CORPAQ, entre los que se encuentran: el alcalde de Quito, Paco Moncayo; el vicealcalde, Andrés Vallejo, así como, la concejala Luz Elena Coloma; el Prefecto de Pichincha, Gustavo Baroja, el representante del Consejo de Cámaras, Blasco Peñaherrera Solah, entre otros. Todos ellos por una sola causa: permitir la concesión y construcción del NAIQ con posibles mecanismos ilegales para beneficio de empresas privadas.