Detrás de cada detalle de los productos que utilizamos o consumimos a diario, se encuentra el esfuerzo realizado por un obrero que aporta con su fuerza de trabajo a la producción económica de un país y que, lamentablemente, es explotado por los dueños de la fábrica, quienes se enriquecen con el trabajo de éste; ante esto los obreros se han visto en la necesidad de organizarse en sindicatos para defender sus derechos y no permitir los abusos de sus patronos.

Por esa y otras necesidades y derechos, no sólo se organizan a nivel nacional sino también a nivel internacional; por ello se realizó el Sexto Encuentro Latinoamericano y Caribeño de Sindicalistas, los días 21 y 22 de noviembre, en Quito; este evento contó con la participación de doscientos cincuenta delegados, de Colombia, Argentina, México, República Dominicana, Perú, Venezuela y Ecuador, que posteriormente participaron en el VIII Congreso de la UGTE.

El tema central de este encuentro fue “Los desafíos del movimiento sindical frente a la flexibilización y precarización laboral”; cada uno de los representantes de las delegaciones expuso su ponencia, donde daban a conocer la difícil realidad de los trabajadores en los países latinoamericanos como producto de las políticas impulsadas por los gobiernos neoliberales, que, mediante argucias, logran contratar a los obreros sin reconocerles ninguno de los beneficios que les corresponden y, peor aún, estabilidad laboral.

Esta serie de abusos ha impulsado al movimiento obrero a debatir e intercambiar experiencias, con el fin de afirmar la unidad de los pueblos de América Latina en la lucha contra el imperialismo y proyectarse hacia la construcción de la Patria Socialista; el objetivo central es mejorar las condiciones de vida no solamente de los trabajadores, sino también de los maestros, estudiantes y el pueblo en general. Al finalizar las intervenciones, los delegados internacionales dejaron un mensaje muy importante para el país: en la coyuntura de la Asamblea Nacional Constituyente, los ecuatorianos debemos estar unidos y vigilantes, todos los sectores populares, para defender nuestros derechos, sin importar si somos de distintos gremios.

EL TLC del Norte trata de arrebatar los derechos de los trabajadores mexicanos

Benjamín Hernández,

Sección 18 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación de México

México atraviesa una situación difícil para los trabajadores, pues a partir de los acuerdos de TLC con América del Norte, el neoliberalismo ha tratado de eliminar a los sindicatos, porque estos les impiden a los capitalistas continuar con la explotación a nuestros pueblos; una muestra de ello es que nuestro gobierno aprobó una ley para eliminar la pensión del trabajador, pretendiendo arrebatar lo que se ha conseguido con esfuerzo.

Ante esto, a nivel nacional, los sindicatos se opusieron; hoy los trabajadores planteamos la unificación de los trabajadores en el Frente Sindical Mexicano, que también aglutina a organizaciones sociales y populares. La Plataforma de Lucha tiene tres ejes principales: el incremento salarial, frenar las reformas estructurales y frenar la represión a las organizaciones sociales y populares.

Importante plataforma de lucha del movimiento sindical de Argentina

Horacio Catena,

Corriente Clasista y Combativa de Argentina

En los últimos años, el movimiento obrero ha protagonizado grandes luchas y logrado avances; en la actualidad se encuentra liderando importantes combates por la renacionalización de los hidrocarburos, contra la precariedad laboral, por el aumento de los salarios y por el regreso de los beneficios sociales quitados en la época de Menem y los gobiernos subsiguientes.

Hoy en día tenemos varias banderas de lucha, como la recuperación de nuestras recursos naturales, la defensa de las Islas Malvinas, la recuperación plena de nuestros derechos laborales, el avance hacia un gobierno de unidad patriótica y popular, por la democratización de la tierra y por una reforma agraria profunda.

Creo que este encuentro es un gran estímulo; creo que lo más importante es ver cómo el movimiento obrero en toda América y el Caribe ha recuperado posiciones históricas y esta dispuesta a pelear por más que no se conforma con poco.

El sindicato del magisterio se fortalece en Venezuela

Aura Moreno,

Educadores Bolivarianos de Venezuela

En Venezuela, los trabajadores estamos en el mejor tiempo de nuestro proceso; el presidente Hugo Chávez ha reconocido todos nuestros derechos conseguidos por la lucha durante décadas. En el caso de los educadores nos aumentó el 40% en los salarios, además de fortalecer el proceso de organización de la base del magisterio.

Este encuentro latinoamericano y caribeño es importante porque permite el intercambio de experiencias y de las visiones que tienen los países de Latinoamérica en lo que se refiere a lo sindical y educativo.