Este país es de mamey. Hay pocas dudas sobre el particular, y los peruanos, no podemos ignorarlo. Por ejemplo, cada vez que se habla de cambios ministeriales, al alimón, muy a la sordina, como balón de ensayo, se enuncia la cacareada reforma del Estado. No sólo eso, se insinúa que una ministra, la actual de Transportes, Verónica Zavala Lombardi, dejaría el portafolio para encargarse a tiempo completo de “la reforma del Estado”. ¿Será verdad tanta belleza?

Imposible ignorar lo que la Contraloría General de la República piensa u opina respecto de esta persona que, años atrás, ocupó un puesto ejecutivo importante (siempre mamando de la ubre del Estado –parece una tara familiar-) y desde Fonafe, dispuso de de un enorme monto de dinero, US$ 5 millones de dólares y los depositó en un banco, el NBK, que luego quebró. Leamos:

“1) El Informe Especial producto del Examen Especial practicado al Fondo Nacional de Financiamiento Empresarial del Estado, Fonafe en cumplimiento del Plan Anual de Control 2001 de la Gerencia de Presupuesto y Cuenta General, encontró irregular el depósito de US$ 5 000 000.00, efectuado por la Directora Ejecutiva del Fonafe y ex Secretaria Técnica del Comité Especial constituido por el Decreto de Urgencia No. 052-98, Verónica Zavala Lombardi y la Gerente Legal del Fonafe, Mónica Byrne Santa María, mediante Oficio No. 2296-2000-FONAFE de fecha 17-11-2000 en el NBK Bank entidad bancaria que posteriormente fue intervenida por Resolución de la Superintendencia de Banca y Seguros.

6) La comisión auditora encontró responsabilidad penal por estos hechos en el ex ministro de Economía y Finanzas y ex presidente del Directorio de Fonfae, Carlos Boloña Behr, en la ex Directora Ejecutiva del Fonafe y Secretaría Técnica del Comité Especial (Decreto de Urgencia No. 052-98), Verónica Zavala Lombardi y la Gerenta Legal del Fonafe, Mónica Byrne Santa María, atribuyendo en su conducta la existencia de indicios razonables de la comisión de los delitos de Abuso de Autoridad en la modalidad de Omisión de Funciones tipificado en el artículo 377º del Código Penal y Corrupción de Funcionarios en la modalidad de Negociación Incompatible con el cargo, tipificado en el artículo 397º del Código Penal.

9) La Gerencia de Sector Económico, Financiero mediante Memorándum No. 012-2002/CG/B345 responde a esta Asesoría Jurídica, insistiendo en la posición de atribuir la responsabilidad penal anotada a las referidas ex funcionarias, por considerar que “estas funcionarias no se encontraban funcionalmente obligadas a ejecutar órdenes o instrucciones ministeriales directas, sin embargo dispusieron del depósito en la cuenta del NBK Bank, omitiendo el cumplimiento de las normas vigentes, con conocimiento de ello y de sus implicancias de parcialización a favor de los intereses de dicho banco, frente a los demás que hubiesen participado de la subasta que la normativa exigía, así como con plena autonomía decisoria, por lo que su conducta se inscribe en lo tipificado tanto en el artículo 377º, como en el 397º del Código Penal, al igual que en el caso del ex ministro de Economía y Finanzas.”

En consecuencia, quienes promueven la creación del ambiente para que la señorita Verónica Zavala Lombardi, gonfalonera de Lan, cómplice de Telefónica, amiguísima de LAP, Lima Airport Partners, empresita ladrona, concesionaria del Aeropuerto Jorge Chávez; comadre, también, de las mandamases de Swissport y Aeropuertos del Perú, firma insignificante que se ha hecho de ¡12 aeropuertos (entre ellos 3 militares), sin tener experiencia ni credencial válida en el mundo de la aeronáutica, merecen la siguiente pregunta: ¿reforma o asalto del Estado con la persona de marras?

Los intelectuales de juguete, los políticos de intersticio, los periodistas mermeleros, los ex funcionarios coludidos en el plan siniestro de seguir exaccionando al Estado, son parte cómplice de una gran sinergia de silencio contra el Perú porque conviene colocar alfiles y funcionales a reformarlo. ¿Se imaginan ustedes qué haría Verónica Zavala, reformando el Estado? ¡Como si la revolución de un ente paquidérmico, casi en trance de agonía permanente, aletargado y sólo dinámico cuando de robar se trata, el Estado, fuera una poesía de palabrería moderna y rebuscada en manuales en inglés que parece sánscrito!

Pero nadie, ni el Establo de la Plaza Bolívar, ninguna sala de oficio, se atreve a plantear la denuncia contra quien usó los dineros del pueblo para emplearlo de un modo sospechoso porque depositó, Verónica Zavala Lombardi, US$ 5 millones de dólares en un banco que luego quebró. ¿Y es que eso no es suficiente causa para sospechar de cualquiera de sus pasos, hasta el más mínimo e insignificante? Pero se da el caso aquí que el dicho popular grafica exactamente: no da, aquella, puntada sin hilo. ¡Qué desmadre! ¡Y qué silencio opresor y sucio el aquí existente!

¿Reforma o asalto del Estado?

¡Atentos a la historia, las tribunas aplauden lo que suena bien!

¡Ataquemos al poder, el gobierno lo tiene cualquiera!

¡Hay que romper el pacto infame y tácito de hablar a media voz!

¡Sólo el talento salvará al Perú!

Lea www.redvoltaire.net hcmujica.blogspot.com Skype: hmujica