La edición de aniversario del Quincenario OPCIÓN es una singular oportunidad para una breve reflexión sobre la ciencia y el papel del periodismo en la divulgación científica.

Las sociedades modernas dependen en forma creciente del conocimiento científico; empero, en nuestro país se considera a la ciencia como una actividad reservada a los investigadores de las universidades y politécnicas o en los centros de investigación, lo cual no ha favorecido la difusión del conocimiento científico.

La difusión y divulgación de la ciencia que es la socialización del conocimiento científico tiene como objetivo informar y crear confianza en la ciencia, para que las decisiones y las acciones sean resultado del conocimiento y la razón; como advirtió años atrás el maestro Emilio Uzcátegui: “No basta enseñar a creer en la ciencia; es menester también enseñar a obrar de acuerdo con ella. La ciencia como mero conocimiento vale poco; como aplicación de sus descubrimientos es un tesoro”. (1)

Frente al retroceso que se evidencia en determinadas formas de conducta individual y colectiva se impone una alerta ciudadana orientada a advertir del peligro de la proliferación de los cultores de seudociencias, ciencias deformadas o manipuladas con obscuros intereses, a la vez que la proliferación de personajes con poderes mágicos como Harry Potter y otros similares que alimentan nocivamente la fantasía en los niños y jóvenes, con lo cual se crean actitudes contrarias a la ciencia y la razón. Frente a esta realidad los medios de comunicación tienen el deber moral de denunciar a los cultores del espiritismo, las " ciencias ocultas", mentalistas y clarividentes, “sanadores”, hechiceros, brujos y toda suerte de fanáticos y charlatanes que actúan libremente en nuestro país.

La ciencia auténtica, que es la gran aventura del ser humano y la más noble realización del intelecto, debe estar al servicio de los más altos propósitos: el desarrollo humano integral, la justicia, la paz, la conservación de la naturaleza y el medio ambiente. A estos fines debe contribuir el periodismo científico con lo cual apoya la construcción de la sociedad del conocimiento, que es la sociedad del presente y del futuro.

En expresión del Dr. Luis Romo Saltos: “El científico tiene una alta responsabilidad social. Puesto que la actividad científica se inserta en la vida social, no puede dejar de tener aspectos morales en cuanto a su honestidad en la generación de conocimiento y destino de ella. El investigador debe tener un código de conducta: deberá esforzarse por hacer una buena ciencia; difundir conocimientos y métodos científicos; criticar creencias anticientíficas y seudocientíficas; no servir a opresores económicos, políticos o culturales. La actividad científica es una escuela de moral, porque exige la adquisición y el afinanzamiento de la honestidad intelectual, independencia de juicio… coraje intelectual, amor por la libertad y sentido de justicia… (2). Estos principios constituyen los vectores que orientan la divulgación científica de OPCIÓN.

Líneas de trabajo en la divulgación científica del Quincenario OPCIÓN

La página de Ciencia de Opción es una ventana abierta a la ciencia contemporánea y a su valoración social. Es un aporte objetivo al tratamiento de temas científicos y sus implicaciones para la sociedad. Ofrece una visión de los temas científico-tecnológicos en el contexto internacional. Por esto y mucho más el Quincenario Opción es un medio de apoyo a la enseñanza y a la discusión de temas científicos y sociales de actualidad en colegios y universidades. Algunas de las líneas temáticas desarrolladas en los dos últimos años se resumen a continuación:

ADN: hilo de la vida. La Era genómica: promisoria y enigmática. Los organismos transgénicos: implicaciones bioecológicas y sociales. La naturaleza y el ambiente en el panorama internacional. Agenda ambiental del Ecuador para el siglo XXI. El calentamiento global y sus efectos en los países andinos. El calentamiento global y sus efectos en el medio marino. Pensamiento científico y desarrollo integral del ser humano. Enfoque ecológico en las ciencias naturales. Estudios científicos comprueban efectos nocivos del glifosato. “Guerra santa” contra la teoría de la evolución. Utilización política de la ciencia. Y otros.

La línea de trabajo desarrollada en OPCIÓN se enmarca en conceptos científicos sólidos y en principios de función social de la ciencia. Ya advirtió Rabelais en los albores del Renacimiento: “La ciencia sin conciencia es la ruina del alma”.