Una multitudinaria marcha dio inicio a la Convención: los emepedistas recorrieron las principales calles céntricas de Quito hasta culminar en el Palacio de Carondelet, donde proclamaron efusivamente su apoyo al gobierno de Rafael Correa. Posteriormente se dio paso a la sesión inaugural en el Teatro Ágora de la Casa de la Cultura, con la participación de más de 5000 personas, entre ellas delegados del MPD de las 24 provincias del país e invitados especiales de Colombia, Perú y República Dominicana. Además estuvieron presentes los asambleístas de las Listas 15, Jorge Escala, Lenin Hurtado y Abel Ávila, y el Ministro Coordinador de Política del Gobierno, Ricardo Patiño.

La Convención Nacional sirvió para delinear la política nacional, local e internacional del partido y adoptar resoluciones al respecto; también fue el escenario para elegir a la nueva Directiva Nacional y otras autoridades para el período 2008-2010: Luis Villacís fue elegido Director Nacional; Geovanni Atarihuana, primer Subdirector; Eduardo Medina, segundo Subdirector; Stalin Vargas, primer Coordinador; Jorge Escala, segundo Coordinador; Carlos Novillo, Secretario, y Gustavo Sánchez, tesorero.

La lucha debe continuar por una Patria nueva y socialista

Ricardo Patiño,

Ministro Coordinador de Política del Gobierno

“Es necesario encaminar a nuestro país para que esté libre de la pobreza y la marginación; es necesario encaminarlo hacia una tierra soberana, socialista y solidaria. Toda una vida de despojos ha sido la vida republicana del país, en especial las tres últimas décadas; de despojos económicos e intelectuales. Ha sido una época de despojo de nuestra dignidad, buscando siempre el bienestar de unos pocos, bajo el dominio del neoliberalismo, que se basa en el manejo de los grandes monopolios sobre la suerte y la riqueza de un país, perpetuando de esta manera la pobreza. Coincidimos con la lucha y el pensamiento ideológico del MPD, en que los sectores tanto del control monopólico mundial, como de las élites, de las mafias políticas y económicas del Ecuador, no podían seguir dominando. Y desde la intelectualidad universitaria, del movimiento obrero, del movimiento campesino, de los artistas, del movimiento estudiantil y desde los movimientos sociales de nuestro país, hemos concluido en la necesidad de liberar de aquel yugo que durante décadas nuestro pueblo ha sufrido. El resultado histórico fue una rebelión ciudadana que ahora se gesta con fuerza en el Ecuador; hemos dado importantes pasos, ningún cambio estructural todavía, pero importantes pasos hacia el camino de la revolución definitiva y de la liberación de nuestro pueblo y el de América Latina. En un solo año revertimos la tendencia de derecha con el no pago de la deuda externa y la inversión en gasto social, hemos recuperado para el Estado más de 800 millones de dólares con el recurso petrolero. La Asamblea también ha planteado la necesidad de echar abajo concesiones mineras injustas, ilegítimas, entreguistas. Estos cambios no se podrán consolidar si no logramos una unidad férrea entre los movimientos sociales, políticos, revolucionarios, transformadores, patrióticos ciudadanos, por esta razón, en la XVI Convención Nacional del MPD, expreso la decisión inquebrantable del Gobierno de luchar por una patria nueva y socialista”.

La XVI Convención Nacional del MPD es trascendental en estos momentos de cambio

Alberto Acosta,

Presidente de la Asamblea Nacional Constituyente

“La XVI Convención Nacional del Partido Movimiento Popular Democrático es un evento trascendental para el país y lo es más en estos momentos de cambio, pues no cabe duda que las luchas de los trabajadores y maestros son parte constitutiva de la historia de la nación ecuatoriana. La Asamblea Nacional Constituyente, mirando hacia el futuro, es heredera y portadora de las luchas de sus pueblos. Ha sido la fuerza, la constancia y determinación del MPD, sumado a otros sectores de la sociedad, las que se han confrontado y opuesto al reinado de las oligarquías y neoliberalismo. Vivimos momentos de transformación social, del despertar de la larga noche neoliberal; los pueblos, por su tradición y su misma existencia, tienen la capacidad de comprender y asumir las relaciones causa-efecto y reconocer y aprehender, tanto lo visible como lo invisible. Estas capacidades, su conciencia histórica, les proveen de una importante ventaja para acometer momentos de transformación. No me cabe duda que este acto es un importante espacio democrático de debate en el que se mira la realidad con otras visiones en beneficio del país. Saludamos la presencia activa del Movimiento Popular Democrático en la Asamblea Constituyente y les invito a mantener dicha presencia revolucionaria en las discusiones”.

El socialismo se levanta sobre la base de la destrucción y el entierro del capitalismo

Luis Villacís,

Director Nacional electo del Movimiento Popular Democrático

“El MPD es un partido que ha alcanzado una gran madurez política, ha logrado un nivel de organización importante en el país y una unidad ideológica y política, factores esenciales sobre los cuales se fundamentan las perspectivas de crecimiento y desarrollo de nuestro partido.

Es un momento muy importante para los militantes del MPD y para la izquierda revolucionaria, pues ahora más que nunca, crece la tendencia de izquierda y una orientación hacia el socialismo en varios pueblos de América Latina y en el Ecuador. Entendiendo al socialismo como una sociedad que se levanta sobre la base de la destrucción y el entierro del sistema capitalista, porque dentro del marco del sistema capitalista no puede desarrollarse el socialismo. Dentro de esta coyuntura, una de las decisiones que adoptó la Convención XVI del MPD fue la de ratificar el respaldo al proyecto de cambio democrático, patriótico y antioligárquico de Rafael Correa; este es un respaldo desde el ámbito en que el Gobierno puede seguir desarrollando su actividad para el rescate de nuestra soberanía nacional y de nuestros recursos naturales. Es importante seguir adoptando medidas como las que ya ha adoptado el Gobierno: expulsar a los representantes del Banco Mundial, que no se hayan suscrito cartas de intención con el Fondo Monetario Internacional, decretar que el 99% del excedente del barril de petróleo vaya para el Estado y el 1% para las transnacionales, no ratificar el convenio de la Base de Manta, adoptar una posición de dignidad frente al Plan Colombia y otras políticas adoptadas en función de rescatar la soberanía nacional. Dentro de las medidas sociales cabe resaltar la creación de 12 mil partidas docentes, este es un paso histórico que en muchos años no ha dado ningún gobierno; el incremento del Bono de Desarrollo Humano,del Bono de la Vivienda y una serie de medidas que van a satisfacer los anhelos de cambio y rechazar la conspiración de la derecha y la oligarquía de manera general. Este tipo de medidas y políticas son las que apoya el MPD”.