De acuerdo al proyecto gubernamental, se dividirá el Ecuador en siete regiones, la distribución exacta de las provincias que conformarán cada una de ellas y el mapa será elaborado por los miembros de la Asamblea Nacional Constituyente; sin embargo, su distribución tomará en cuenta factores geográficos y administrativos, esencialmente.

Este proyecto, al parecer, también dará pie a la creación de siete ministros coordinadores, quienes, a su vez, se encargarán de sistematizar el trabajo con los ministros de las distintas áreas sociales.

Sobre el tema, Rodrigo Quezada Ramón, Alcalde del Cantón Santa Isabel en la provincia del Azuay, dice estar de acuerdo con lo planteado por el Presidente Correa, “porque se abre un abanico de posibilidades para la unidad de los municipios y el manejo territorial, por lo tanto mejorará las condiciones administrativas y políticas de los municipios”.

Sin embargo, menciona el Alcalde, los ayuntamiento del Azuay unidos bajo la modalidad de mancomunidades, como la de Jubones por ejemplo que está formada por doce municipios y dos Consejos Provinciales de tres provincias, Azuay, Loja y El Oro-, serán administrativamente divididos y se convertirán en la región seis y siete; este tema se ha analizado con otros burgomaestres afectados, y esperan que “como la división es administrativa”, no afecte en su organización y la toma de decisiones en la zona. Los representantes populares, Alcaldes y Prefectos de la mancumunidad de Jubones, en relación con este proyecto de regionalización, han planteado a la Asamblea que se debe considerar también la división territorial, el control y manejo de las cuencas hídricas, algo que permitirá preservar y controlar el uso del agua y los recursos mineros. Según el alcalde Quezada, esta propuesta la hacen porque las poblaciones de Santa Isabel, Girón, Nabón y Pucará invierten en el cuidado y preservación del Río Jubones, y las poblaciones del Guabo, Pasaje y Machala son las que aprovechan para la producción del camarón y el banano. La comunidad de Jubones está consciente de que esta será una nueva actitud para preservar y mitigar los impactos que genera la mala administración y el abuso de los recursos naturales.