JPEG - 17.9 KB

El ministro ruso del Exterior, Serguei Lavrov, informó sobre la propuesta conjunta de ambas naciones, que proscribe el uso de la fuerza o la amenaza de emplearla contra objetos espaciales.

Si no se evita la carrera armamentista en el espacio, la seguridad internacional estará en peligro, aseguró el jefe de la diplomacia rusa, quien recordó que prevenir la llegada de las armas al cosmos es tarea de la conferencia.

La iniciativa sigue a la proclamación por la administración del presidente norteamericano, George W. Bush, de la estrategia cósmica, la cual incluye el empleo de la fuerza para asegurar el control norteamericano sobre el espacio sideral.

Estados Unidos trata de evitar regulación alguna sobre sus ambiciosos planes de militarizar el cosmos y considera que no existe voluntad alguna para concretar el referido tratado.

Según la Casa Blanca, el tratado del Espacio Exterior de 1967 es suficiente para regular la situación en esa esfera, aunque ese documento no incluye para nada el tema de los arsenales destinados al derribo de satélites.

Durante la Conferencia de Seguridad de la ciudad alemana de Munich, celebrada el pasado fin de semana, el primer vicepresidente ruso, Serguei Ivanov, llamó a buscar un lenguaje común para evitar llevar las armas a la ingravidez.

Asimismo, Lavrov expresó la preocupación de su país sobre los planes del Pentágono para desplegar componentes de su escudo antimisil en Europa, con la instalación de misiles interceptores en Polonia y un radar en la República Checa.

Fuente
Prensa Latina (Cuba)