La torpeza se expide institucionalmente desde la secretaría de Asuntos Multilaterales a cargo de Antonio García Revilla, uno de los “escogidos” para ascender por el inepto vicecanciller Gonzalo García Reinel, ese que disfruta poniendo en ridículo al presidente de la república. Sin embargo, estos son soldaditos y embelecos de un juego mucho más grande y perverso contra Perú: el que impulsan el agente en La Haya, Allan Wagner Tizón, su amigote Niño Diego García Sayán íntimo del chileno Claudio Grossman y en favor del brasileño, enemigo por escrito, Antonio Cancado Trindade a quien quisieran ver como parte integrante de la Corte Internacional de Justicia.

El mecanismo de do ut des, sinecuras, diplomas, medallas, felicitaciones, fotos, libros, tesis y homenajes, es una constante que rodea la vida pública de los mencionados a quienes debe agregarse una pléyade de pseudo-intelectuales que rotan en los cargos en las entidades hemisféricas y mundiales, siempre bajo el halo engrandecedor de “luchadores” nobles por los derechos humanos. Nada menos que Antonio Cancado Trindade, alter ego inseparable de Niño Diego, ha escrito sentencias muy recientes condenando al Estado peruano. ¿Quién podría garantizar que estas maromas recurrentes garanticen un comportamiento idóneo en un jurista que ya ha votado contra Perú en el caso Castro Castro?

Si hay algo que no existe, para nada, bajo ninguna óptica, es un desierto fantasmal, es todo lo concerniente a los sagrados intereses supremos del Perú. Hay palabrería cansina, toneladas de basura mediática, que pretende esconder a espías encubiertos, invertidos despreciables y Narcisos de juguete. El lamentable ex canciller del Perú tiene su propio acervo de despropósitos, siempre muy disimulados y que es conveniente recordar para que sus acólitos alquilados sientan la verguenza de ser mercenarios encubridores. En momentos álgidos, mayo-junio del 2002, cuando en Chile pulverizaban a Aerocontinente por el delito de haberse ganado a pulso el 10-15% del mercado local, en Lima, Niño Diego, condecoraba a su par de Relaciones Exteriores, sureña, Soledad Alvear. Es decir, pregunté desde las páginas de Dignidad: ¿la premia por cerrar Aerocontinente? El pobre diablo, jamás contestó.

Dijo el compinche de Niño Diego, Antonio Cancado Trindade, sobre el caso Castro Castro: “de agregar a la presente Sentencia este Voto Razonado, con mis reflexiones personales (...) Todos vivimos en el tiempo, misterio mayor de la existencia humana; pero el implacable tiempo del cosmos, que reduce a la nada el poder y la gloria, no es el tiempo de los humanos, que luego los nutre de esperanza y más tarde de memoria. El tiempo concede a cada uno, de inicio, la inocencia, para más tarde imponer la experiencia. Y ésta abarca a todo, al bien y al mal, propios de la condición humana, correspondiendo a cada uno extraer sus lecciones en la búsqueda sin fin de su propio nirvana. (...) En mi imaginario personal no consigo escapar de la impresión de que muchas de las víctimas bombardeadas en el brutal ataque armado a la Prisión de Castro Castro (pabellón 1A) parecen Juanas de Arco de fines del siglo XX (...) tenían sus ideas para liberar el entorno social, por lo que fueran aprisionadas (...) Hoy, ‘El Ojo que Llora’ desafía el pasar del tiempo, o pretende hacerlo, en señal de arrepentimiento por los ojos que ardieron o fueron perforados en la Prisión de Castro Castro (...)Licence to Kill (...) Punto VIII. Oprimidos y Opresores: La Dominación Insostenible y el Primado del Derecho.(...) Es así como Agamenón, que inmoló a su hija, revive en los capitalistas que, para mantener sus privilegios, aceptan a la ligera guerras que pueden arrebatarles a sus propios hijos.*” ¿Este despreciable rábano caviar, professional beggar, vividor de los odiadísimos dólares, votaría a favor de Perú con este precedente?

El Estado peruano está gestionando la extradición de Mónica Feria. ¿No genera una increíble y desopilante contradicción dejando pasar la candidatura de Cancado Trindade que ya ha adelantado juicio sobre Perú en un caso muy cercano a la acción terrorista? Hay una clase especial de idiotas que labora, según ellos, analizando, en Torre Tagle. ¿Su debilidad mental es espontánea o comprada por los australes?

Se dijo hasta la saciedad que los antecedentes chilenófilos, todos nefastos y pro domo sua de Allan Wagner Tizón como agente del Perú en La Haya, eran jirones de una pésima decisión cuyas nefastas consecuencias empiezan a asomar las orejas del lobo hambriento que merodea por la razón o la fuerza. ¿Es esto nuevo? ¡No, de ninguna manera! Vuelto Nicolás de Piérola a Lima, en 1882, se reunía públicamente con el vándalo Patricio Lynch, jefe del ejército invasor y con Jovino Novoa, diplomático chileno entonces aquí. Es decir, la traición es un asunto cotidiano a vista y paciencia de una prensa acrítica, cuasi muda, tapadora de entuertos y miradora de mediocridades antinacionales.

¿Y el resto de diplomáticos está pintado? ¿todos callan para no perder los viajecitos, los dólares de puestos que paga el sufrido pueblo peruano? ¿o es destino, triste como ineluctable, del Perú, ser un esclavo con riquezas que otros se llevan gracias a los traidores nativos? ¡Hay silencios que condenan y señalan a los apóstatas!

¿Serán el amor a la patria, el respeto por sus límites irrenunciables y la soberanía sobre sus riquezas naturales, insuficientes para hacer ver a los periodistas que rentan sus conciencias, que hay fronteras que no se pueden traspasar so pena de convertirse en sucios traidores? ¿a qué se debe el rarísimo concierto de silencio frente a una situación tan grave como el contencioso jurídico del Perú frente a Chile en la CIJ?

El complot rábano caviar internacional a favor de Antonio Cancado Trindade ¡no puede ni debe pasar porque es traición a la patria! Y a los que incurren en esa falta, simplemente se les fusila. Así usen como tapadera, saco y corbata. Y pretendan ser los intelectuales o las figuras que no son. Ni ayer, ni hoy. Ni nunca.

¡Atentos a la historia; las tribunas aplauden lo que suena bien!

¡Ataquemos al poder; el gobierno lo tiene cualquiera!

¡Hay que romper el pacto infame y tácito de hablar a media voz!

¡Sólo el talento salvará al Perú!

Lea www.redvoltaire.net hcmujica.blogspot.com Skype: hmujica

*Correo, 12-2-2008