La patinada monumental de la viceministra de ¿Traiciones? (dicen que de Defensa), Nuria Sparch, ha sido de un ridículo mundial. Según ella hay que usar los brazos en cualquier conflicto. Algo así como las flechas que los griegos tiraban a los Panzer alemanes en la II guerra. ¿Es tan inocente el asunto como lo pintan y todo se queda en una estupidez monda y lironda? O...... . La rabanería caviar chilenófila enquistada en Defensa es también pro-yanqui y antipatriótica.

¿Qué pretende la Sparch? ¿que se hagan marchas, vigilias, recolección de firmas, cánticos de “protesta”, cuando la pezuña bestial del enemigo holle la tierra nacional que, evidentemente, no siente como suya? ¿qué ocurrió con la oligarquía ociosa en 1879 y que se entendía con los pelucones chilenos? ¿no terminaron yéndose cuando el país ya estaba quebrado, invadido, avergonzado por sus gravísimos yerros? ¿otra vez la misma oprobiosa historia y de la mano de quien debía estar procurando su defensa? ¡De ninguna manera!

Ha dicho con rotunda y implacable claridad Fernán Altuve que en lo expresado por la Sparch hay dolo y una inconfundible cuota de incompetencia estúpida. A esta altura, el ministro y titular del portafolio, Antero Flores Aráoz, sin esperar mayores indicaciones, ya debería haber botado a la Sparch y a toda su pandilla. ¿Qué mejor ocasión para sacarse de encima un lastre tan venal que habla de una “cultura de paz” entregándose de pico y patas al enemigo? La quintacolumna habló y lo hizo con la torpeza consuetudinaria que nunca abandonó.

Con clara y aviesa intención la señora Nuria Sparch, quiere hacer creer que a los aviones, tanques y misiles se les pelea con pañuelazos y declaraciones ridículas en la prensa y en la voz engolada de mercenarios pagados para convencer a la opinión pública de semejante pusilanimidad. Claro está, que a la hora cuando quemen las papas, los miserables se irán de vacaciones. ¿Sufragadas por quién?

¿Qué espera Sparch para irse y que le revisen en la salida qué se lleva? Las formalidades y cortesanías virreynales, matan al Perú. ¿Se ha auditado milimétricamente qué hizo y de qué dispuso, regaló o vendió, el traidorzuelo barato que era –y es- el ex viceministro Fabián Novak Talavera? ¿por causa de qué, hasta ahora, los partidos –mejor dicho los clubes electorales-, no han examinado qué pasó en tiempos cuando se hablaba de la ridícula defensa cooperativa?

¿No es hora de hacer retractar a los Judas que escriben contra la posición soberana del Perú, sus libracos traidores, en público y así evitamos que los esperpentos de los proditores Fabián Novak y Luis García Corrochano formen parte de la argumentación del adversario que no dudará en usar semejantes “argumentos”?

En Perú el susurro, la media voz que denunciaba González Prada, está inscrita en el defectuoso y abyecto DNI espiritual nacional, generación tras generación, y hay quienes viven de su cultivo cuidadoso e intocable. A cualquier estúpido, y hay decenas, se le consagra como “analista, internacionalista, estratega, experto y demás istas”. Cuasi tarados hablan a diario y emiten farragosas, complicadas y abstrusas declaraciones que ni ellos mismos entienden pero esa estructura, rica en perogrulladas, mentecatadas de alto nivel y temas elementales hablados en el lenguaje difícil de que son portadores estos vendedores de sebo de culebra, enamoran a la gente que no entiende nada pero que automáticamente reputa al emisor como “personalidad científica”. Y si se tienen “libros escritos”, mucho mejor aún. Lee usted lo que hay en ellos y se encuentra con el famoso Dr. Xerox que copia lo que otros plagian y así sucesivamente. Y los dólares que consiguen como recursos las organizaciones de nuevos gángsteres, fletan un contrabando pseudo-intelectual de muy bajo calibre. Pero, recordemos la sabiduría del dicho: One eyed Pete is the marshall of Blindville, en el país de los ciegos, el tuerto es rey. Y aquí tenemos patotas enteras de tuertos.

Clamor nacional indignado debiera ser que se bote, sin mayores contemplaciones, ni requilorios, previa revisión, de la hasta hoy viceministra Sparch y la de toda su pandilla instalada en el Pentagonito. ¿No lo cree así el ministro Aráoz o repetirá esa infame condecoración hecha a favor del traidorzuelo Novak? Antero deberá entender que esa mácula quedará por siempre bajo su absoluta, exclusiva y hasta de manera mecánica e injusta, responsabilidad y en su hoja de servicios. Los que quieren ser presidentes, no pueden, no deben y tienen que demostrar, suficientes pantalones para evitar distinguir a pobres diablos como el tal Novak Talavera. ¡O a cualquier otra!

¡Boten a la Sparch y a toda su pandilla!

¡Atentos a la historia; las tribunas aplauden lo que suena bien!

¡Ataquemos al poder; el gobierno lo tiene cualquiera!

¡Hay que romper el pacto infame y tácito de hablar a media voz!

¡Sólo el talento salvará al Perú!

Lea www.redvoltaire.net hcmujica.blogspot.com Skype: hmujica