En el sentido freudiano, la felicidad surge de la satisfacción, casi siempre instantánea, de necesidades acumuladas que han alcanzado elevada tensión; de acuerdo con este principio, la felicidad sólo puede darse como un fenómeno episódico. Por otra parte, se nombra que la infelicidad está trazada por la supremacía de la naturaleza, el estado y la desaparición física o muerte; esta última también depende de las diferentes cargas y sentidos que brinda la cultura.

En realidad, la felicidad también está presente en un sistema social; la felicidad delata las condiciones sociales que se manifiestan en torno a este. Indudablemente, existen parámetros que implica la felicidad: la temporalidad, la base material, la superestructura, las subjetividades; se complementan y arrojan resultados producto de la socialización de ese cimiento.

La juventud en el Ecuador, en los últimos años, tiene una población mayoritaria, entre los 15 a 29 años, que corresponden al 27.22% de ecuatorianos. La crisis económica, política y social de nuestro país, afecta con mayor intensidad a los jóvenes. El 90% de los jóvenes no cubren sus necesidades básicas: el 58,9% se encuentra en condiciones de pobreza y el 28,7% vive en extrema pobreza. Esta es la secuela que denota la transición fiel de los gobiernos de las clases dominantes en el Ecuador; de esa forma, la felicidad se torna soslayada en los diversos elementos que esta posee.

¿Qué tipo de felicidad se propone a la humanidad y en sí a los jóvenes?

En el rol social capitalista, se componen dentro de los límites meritocráticos y de clase social. El ejemplo palpable es la burocracia, las estrellas televisivas y hollywodenses que enlazan a los públicos tornándolos enajenados y a-críticos; delatando las formas y patrones a seguir, el amor demostrado por los mass media enfocando una sexualidad distorsionada y agresiva; o contrariamente el mito de la Cenicienta reiterado en las telenovelas tornando al amor como algo idílico pero que al final se corresponden ingenuamente; además están los patrones del consumismo despertando las modas fútiles e inútiles. Estos son algunos de los colores que pinta el sistema como el reencuentro con la felicidad eternizadora, narcisista e individualista.

Próximo tema ¿Cuales son las causas del suicidio de jóvenes en el Ecuador?