De 2001 a 2007, la empresa “privada” Integrated Trade Systems (ITS), propiedad de Petróleos Mexicanos (Pemex), recibió recursos públicos por 889 millones 551 mil 863 pesos, extraídos de las arcas de la paraestatal y sus organismos subsidiarios (Exploración y Producción, Gas y Petroquímica Básica, Refinación y Petroquímica), y destinados a cuentas bancarias radicadas en el paraíso fiscal de Islas Vírgenes Británicas. De ese monto, 866 millones 443 mil 231 pesos se erogaron en el sexenio de Vicente Fox, mientras que en el primer año del gobierno de Felipe Calderón Hinojosa se sufragaron 23 millones 108 mil 632 pesos. En los próximos días, la administración de Jesús Reyes Heroles en Pemex signará nuevos contratos con esta compañía, que le asegurarán su viabilidad financiera durante 2008. Los negocios de ITS en la paraestatal más importante del país se realizan pese a los señalamientos de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), respecto a que dicha empresa, junto con otras 16 también constituidas por Pemex, opera al margen de la ley mexicana (Contralínea 28). Y es que, aun cuando el paquete accionario es ciento por ciento propiedad de Petróleos Mexicanos, Integrated Trade Systems no está registrada como paraestatal ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, porque fue creada en Delaware, Estados Unidos, revela la versión pública de su acta constitutiva obtenida a través de la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública y los informes de la revisión y fiscalización de las Cuentas Públicas 2002 y 2004. En esa demarcación –la más atractiva del vecino país, por su escasa regulación mercantil– también se encuentra radicado el fideicomiso Pemex Project Funding Master Trust, dedicado a contratar deuda en mercados internacionales. Aunque el documento entregado por la paraestatal no aclara la fecha de creación de ITS, se estima que ésta ocurrió entre agosto de 1993 y abril de 1994. De acuerdo con reportes entregados por la petrolera mexicana a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores y a la Bolsa Mexicana de Valores, en aquella época Pemex invirtió 34 millones 920 mil pesos en el capital social de ITS. Hasta el tercer trimestre de 2005, dichos informes detallaban el “valor actual” de la intermediaria en 135 millones 520 mil pesos, mientras que los correspondientes a 2006 y 2007 suprimen el dato. Con domicilio fiscal en Houston, Texas, ITS también mantiene sus cuentas bancarias en el paraíso fiscal de Islas Vírgenes Británicas, donde posee oficinas, reconoció el exsecretario de Energía y actual secretario de Comunicaciones y Transportes, Luis Téllez Kuenzler, en comparecencia ante la Cámara de Diputados el 14 de septiembre de 2000. El aún integrante del Consejo de Administración de Pemex aseguró a los exlegisladores que la formación de estas empresas en “Luxemburgo, Holanda, Delaware e Islas Vírgenes Británicas –todos considerados paraísos fiscales–, se hicieron para darle agilidad a una empresa que necesita agilidad en el comercio internacional de los productos que, obviamente, comercia en una gran escala”.

Empresa sui géneris

El 5 de noviembre pasado, durante la firma de un convenio de colaboración con el Instituto Tecnológico de Monterrey, Ramón Guerrero Esquivel, presidente de ITS, dijo que esta empresa “tiene tres características que la hacen sui géneris: primero, está establecida en Houston, Texas, por aspectos de marco jurídico. Después, es una empresa no paraestatal a pesar de ser filial de Pemex, con el objetivo de que éste tenga presencia directa en el mercado más importante para la compra de tecnología de la industria. “La tercera condición excepcional –explicó el funcionario– reside en que ITS no es una compañía revendedora, sino una mediadora mercantil que acerca a los proveedores primarios con Pemex”. Aunque Guerrero Esquivel justificó que “todo esto se hace para que Pemex tenga acceso a las mejores condiciones de los proveedores primarios en cualquier lugar del mundo, no sólo Estados Unidos”, información obtenida a través de la Ley de Transparencia indica que ITS recibe recursos públicos en su carácter de intermediaria. De acuerdo con los datos, en siete años ITS ha cobrado casi 900 millones de pesos a la paraestatal y sus subsidiarias, por los “servicios especializados para la proveeduría de bienes, arrendamientos y prestación de servicios diversos de procedencia extranjera”. Dichos servicios incluyen la contratación por adjudicación directa de empresas, e incluso el otorgamiento de líneas de crédito a las empresas extranjeras contratadas por Pemex y cuatro de sus cinco filiales, pues PMI Comercio Internacional no mantiene relaciones con ITS. Entre las empresas beneficiadas se encuentra Dowell Schlumberger de México, SA de CV, filial de la trasnacional francesa Schlumberger: en 2005, Pemex Exploración y Producción (PEP) le adjudicó en forma directa el contrato 412005811. De acuerdo con el informe Convenios modificatorios 2005 de PEP, “este contrato fue dimensionado incluyendo los servicios de evaluación de pozos exploratorios requeridos durante los primeros meses de 2005, ya que desde finales de 2004 se tiene en proceso de adhesión de PEP al contrato preparatorio vía ITS (Integrated Trade Systems) con la compañía Schlumberger Offshore Services de México, SA de CV”. Hasta ahora se desconoce el número de contratos sin licitación que la paraestatal y sus subsidiarias han otorgado a través de ITS, pues éstas mantienen dicha información bajo reserva de confidencialidad, a pesar de que la Ley de Transparencia obliga a las dependencias de la administración pública federal a publicitar este capítulo. La cifra comprometida por los convenios de Integrated Trade Systems podría superar los 7 mil 750 millones de dólares, monto que se dio a conocer en 2004, cuando Raúl Romo Velázquez –dueño de la empresa México Diesel Electro Motive– denunció discriminación en las contrataciones de Pemex.

Las facultades de ITS

En 2001, la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados –presidida entonces por Juan Camilo Mouriño, ahora titular de la Secretaría de Gobernación– constituyó un grupo de trabajo para observar una auditoría especial a ITS. Los legisladores habían documentado que el objeto social de la empresa se extralimitó cuando inició negociaciones y adjudicaciones directas de bienes y servicios al margen de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público, mediante la utilización de una figura jurídica extralegal denominada contrato marco, el cual se celebra entre ITS y la empresa extranjera y al que posteriormente se adhieren Pemex y sus subsidiarias. De acuerdo con los entonces diputados, Pemex encontró un mecanismo para egresar cientos de millones de dólares del erario, sin llevar a cabo licitaciones públicas o informar a las autoridades del desarrollo de sus operaciones, en contra de los principios básicos de transparencia y rendición de cuentas. Con un mandato mercantil, el tercero coadyuvante (ITS) está facultado para realizar “actos concretos de comercio relacionados con la proveeduría de importación, documentada en el contrato de prestación de servicios”, signado entre Pemex, sus subsidiarias y filiales e Integrated Trade Systems, señala el documento Políticas, bases y lineamientos en materia de obras públicas y servicios relacionados con las mismas de Petróleos Mexicanos, organismos subsidiarios y empresas filiales de Pemex Refinación, aprobado en la sesión ordinaria 99 del Consejo de Administración, el 24 de mayo del año pasado. Agrega que las gestiones de ITS derivan en procedimientos de importación directa e indirecta: “Pemex, los organismos subsidiarios y las empresas filiales deberán resolver sus necesidades de bienes y servicios de importación directa a través del tercero coadyuvante, siguiendo los procedimientos de invitación a cuando menos tres personas o adjudicación directa”. El 4 de diciembre pasado, el Consejo de Administración de Pemex –integrado por los secretarios de Energía, Georgina Kessel; Hacienda, Agustín Carstens; Comunicaciones y Transportes, Luis Téllez; Economía, Eduardo Sojo– aprobó la actualización de Políticas, bases y lineamientos en materia de obras públicas y servicios relacionados con las mismas de Petróleos Mexicanos, organismos subsidiarios y empresas filiales (de Pemex Corporativo). El acuerdo CA-260/2007, firmado en la sesión 783, da cuenta de las facultades de ITS. Entre otras, enuncia que el tercero coadyuvante está facultado para signar convenios preparatorios con las trasnacionales y empresas extranjeras, que posteriormente son formalizados por la paraestatal o sus subsidiarias, a través de “convenios de adhesión a los contratos preparatorios”. “El tercero coadyuvante (ITS) será responsable de pactar los términos y condiciones del contrato preparatorio con el contratista, de elaborar el dictamen comercial y el de razonabilidad de precios, previo a su formalización”. En la sesión ordinaria 99 del Consejo de Administración de Pemex Refinación también se aprobaron dichas políticas. En el acuerdo CAPPQ-047 2007, del 24 de mayo del año pasado, la subsidiaria revela que ITS participa en las sesiones ordinarias y extraordinarias del Comité de Adquisiciones. El documento descubre que ITS controla el sistema de compras internacionales. Dicha empresa, según la información oficial, pone a disposición de Pemex, subsidiarias y filiales la herramienta informática para su uso en la realización y seguimiento de las actividades propias de la contratación internacional de servicios relacionados con la obra pública. De acuerdo con las disposiciones generales de la Tesorería de Pemex Refinación, Integrated Trade Systems también otorga líneas de crédito a las empresas extranjeras contratadas para las adquisiciones de bienes y servicios de importación directa. Más aún, los pagos de las facturas y bases de las licitaciones públicas internacionales se realizan en la ventanilla única de ITS, ubicada en la zona residencial del 2500 City West Boulevard, piso 24, suite 2400, Houston, Estados Unidos. Aunque Petróleos Mexicanos reservó la información relativa a la plantilla laboral de ITS, así como los salarios devengados por sus funcionarios, en julio de 2000, el columnista Alberto Aguilar documentó que ésta emplea alrededor de 180 personas. Para conocer los alcances de las operaciones de ITS, Contralínea solicitó entrevista con el titular de Pemex, Jesús Reyes Heroles, y con el presidente de la compañía privada, Guerrero Esquivel. Hasta el cierre de esta edición no hubo respuesta.

VER TABLA

Revista Contralínea / México

Fecha de publicación: 1a quincena Febrero de 2008 | Año 5 | No. 95