Para que nos explique más detalles del tema, entrevistamos a Arturo Flores, ex director del Seguro Social Campesino de Imbabura y Carchi.

- ¿Cuál es el eje central de las nuevas propuestas frente al Seguro Social Campesino?

- Nosotros consideramos que la propuesta que sostiene el sector vinculado con Fausto Dután significa la muerte, la desaparición de las prestaciones de salud y de otros servicios que brinda el IESS a miles de campesinos. Esta propuesta, presentada por el Consejo Nacional de Salud, CONASA, y otras organizaciones, pretende trasladar todo lo relacionado con el Seguro Social Campesino al Ministerio de Salud; esto implica que los dispensarios que están en el área rural se convertirán en subcentros del Ministerio de Salud, donde también se brindará atención médica a los afiliados campesinos, pero dada la situación que hoy vive la salud en nuestro país, prácticamente se verán reducidos los derechos de los afiliados en lo que respecta al acceso del tratamiento de ciertas enfermedades graves; a la entrega de medicamentos necesarios para calmar ciertas dolencias, o, en circunstancias mayores, al traslado a un hospital grande, como por ejemplo el Hospital Carlos Andrade Marín.

- ¿Cómo afecta esta propuesta a los afiliados?

- El Seguro Social Campesino (SSC), a nivel nacional, tiene 582 dispensarios en el área rural de nuestro país (en lugares donde el propio Ministerio de Salud no llega) y así se cubre las necesidades de las familias más pobres.

Con esta propuesta, prácticamente, los afiliados ya no tendrían acceso a los beneficios mencionados anteriormente, incluyendo la cobertura de tratamientos costosos de enfermedades graves, que el Seguro Campesino cubre a través de la compra de servicios directos al Seguro de Salud Individual y Familiar del IESS. El acceso se vería reducido al mínimo, tendrían solamente acceso a lo que son los subcentros de salud del Ministerio en las cabeceras parroquiales, pero como los pacientes residen en comunidades muy lejanas, tendrían más dificultad para obtener atención.

En este sentido, nosotros consideramos que esta es una política y una propuesta atentatoria contra los derechos de los afiliados y jubilados al SSC; además, en la propuesta que lidera el CONASA no está muy claro lo que va a ocurrir con las prestaciones económicas y de jubilación de nuestros afilados; con los beneficios del montepío y otros servicios; no se sabe si desaparecerán beneficios como la jubilación, el montepío, las ayudas por mortuoria, etc., a los que hasta ahora tienen derecho nuestros afiliados y jubilados.

- ¿Cuál es el punto de vista y cuáles las acciones tomadas por los afiliados al Seguro Social Campesino respecto a esta propuesta?

- Miles de campesinos, que se encuentran dentro de la Federación Única de Afiliados al Seguro Social Campesino, Feunasssc, han rechazado estas propuestas, que se repiten como en el año 1998, época en que se pretendía privatizar a esta institución, para su posterior desaparición. Ante esta propuesta, el 22 de febrero, con la presencia de alrededor de 4.000 delegados de los afiliados al SSC de todo el país, se presentó en Montecristi una propuesta a la Asamblea Nacional Constituyente, en el sentido de que en lugar de pretender desaparecer al SSC, se lo fortalezca, fundamentalmente en los siguientes aspectos:

1. Abastecimiento de medicinas a todos los dispensarios del SSC de manera frecuente y periódica.

2. Mantenimiento y construcción de nuevos dispensarios en el área rural.

3. Equipamiento médico, odontológico y también de los sistemas informáticos para el control de la historia laboral de nuestros afiliados y jubilados de todas las familias protegidas por el Seguro Social Campesino.

4. Dotación de personal médico, odontológico y de auxiliares para los dispensarios, pues existe un número muy limitado en relación a la población que es atendida, que muchas veces es insuficiente.

Lo que se necesita es que el Estado, conjuntamente con las autoridades del IESS, destinen los recursos necesarios y suficientes para el fortalecimiento del SSC. Desde este punto de vista, consideramos que por ningún motivo debe desaparecer nuestra institución.

Documentos adjuntos