JPEG - 28.5 KB

El peligro emana del sistema binario WR 104 que se encuentra a 8.000 años luz de la Tierra, en la constelación del Sagitario. Una de sus estrellas, Wolf Rayet, se encuentra en la fase final de su ciclo de vida y, tarde o temprano, explotará en forma de una supernova provocando el flujo de rayos gamma que podrían resultar letales para nosotros.

Los investigadores suponen que la desaparición masiva de las especies en la Tierra, hace 443 millones de años, fue causada precisamente por la explosión de una supernova. También han calculado que la formación de una supernova a 6.500 años luz de nuestro planeta puede destruir totalmente la capa de ozono.

Fuente: Ria Novosti, 07/ 03/ 2008.