Fuentes diplomáticas de la UNESCO dijeron a la agencia Prensa Latina que el organismo tomó la decisión en virtud de la “reiterada falta de ética” de RSF, en sus propósitos por descalificar a un número determinado de países.

La actuación de RSF no se ajusta al perfil ni a los propósitos de la UNESCO y vuelve a demostrar su interés sensacionalista, al querer erigirse como tribunal inquisidor de naciones en vías de desarrollo, recalcaron los medios consultados.

Añadieron que por esta causa y otros antecedentes, la entidad de la ONU valora dar por terminada de forma definitiva la relación que mantiene con RSF y excluir cualquier tipo de colaboración en el futuro.

Bajo la idea de mostrar a los llamados “Estados con cibercensura”, la agrupación francesa, acusada varias veces por sus estrechos nexos con la Agencia Central de Inteligencia (CIA) estadounidense, lanzó este miércoles su campaña.

RSF llegó incluso a anunciar que ponía en marcha un llamado "Primer Día por la Libertad de Expresión en Internet", bajo el patronazgo de la UNESCO, y llamaba a los internautas a “movilizarse”.

Curiosamente, recordaron los diplomáticos, en la “lista negra” de RSF no aparece ningún país occidental y el fuego se concentra en el llamado Tercer Mundo.

El periodista canadiense Jean-Guy Allard denunció en varios artículos y en un libro el hecho de que RSF estuviera financiada en parte por la National Endowment for Democracy (NED) de Estados Unidos.

Además relató los vínculos de Reporteros sin Frontera con agentes confesos de la CIA y del apoyo financiero que recibe de la Unión Europea. En 2005 la UE entregó más de un millón de euros a RSF (ANC-UTPBA).

(*) Nota publicada por el portal de la FELAP (http://www.felap.info/Archivo/0308/...)