Vivimos en la era industrial y el Ecuador, a pesar de no ser un país grande, aporta en el proceso productivo de la economía actual. En este proceso muchas veces quedan sobrantes o residuos de la materia prima que ya no se utilizan; en algunos casos tienen algún grado de toxicidad que puede afectar a las personas y a la naturaleza.

Los residuos considerados como peligrosos, en general son: diluyentes usados en la fabricación de lacas y pinturas; descargas líquidas y lodos de empresas de galvanoplastia; además de varios residuos de la industria química, porque tienen características de reactividad, explosividad, son tóxicos e inflamables.

Por este motivo, la Dirección Metropolitana de Medio Ambiente publicó una ordenanza en la cual se exige a las fábricas que deben tratar adecuadamente los residuos industriales y cuyo incumplimiento causa un daño irreparable a la naturaleza y la humanidad; además, por ello se debe pagar grandes multas: “el que contamina, paga”. Gracias a esta necesidad de manejar los residuos de forma adecuada, la Fundación Suiza de Cooperación para el Desarrollo Técnico (SWISS CONTACT), ha desarrollado un proyecto sobre el manejo y tratamiento adecuado de los residuos industriales tóxicos, brindando asesoría a las empresas que lo han pedido, para cumplir la Ordenanza Municipal. Quienes han implementado este proyecto lo han mantenido, pues han visto resultados positivos tanto en el tratamiento de estos residuos como en la reducción de costos que estos implican: en un inicio la fundación era quien corría con los gastos de consultoría, y la fábrica con el resto de gastos hasta que este proyecto sea sostenible.

El proceso inicia con un diagnóstico de lo que está sucediendo, desde que empieza el proceso de producción hasta que se termina. Una vez dado el diagnóstico por parte de los consultores, se echa a andar el Plan para tratar estos residuos; este inicia antes de entregar el producto final, a este método lo llaman “Producción Limpia”, es decir, la materia prima con la cual se va a trabajar es procesada antes de iniciar la producción con la finalidad de reducir el nivel de contaminación y de la toxicidad de los residuos. Como este es el último año de apoyo económico y técnico por parte de la fundación; las empresas que han sido beneficiadas van a continuar, incluso existe la iniciativa de siete empresas de centralizar el tratamiento de estos residuos en una sola planta que se encargue del proceso adecuado de los mismos, llamada GALVAGESTOR, pues consideran que es más conveniente tener una planta para todas; incluso les ayuda a disminuir costos: es mucho más barato tener una sola empresa, un solo equipo, que tener siete.

“Intentamos frenar y reducir los residuos peligrosos”

Ing. Hugo Peñafiel

Jefe de Proyecto Reducción de emisiones industriales (REDEMI) de la fundación SWISS CONTACT

El proyecto en este periodo tiene como objeto fundamental el manejo de residuos industriales peligrosos, intentamos frenar y reducir los residuos peligrosos a nivel industrial, y para eso trabajamos primero en la prevención, aplicando el proceso de “producción más limpia”, la que permite optimizar los procesos e inclusive rebajar los costos.

Aunque no es fácil negociar con residuos industriales, lo hemos estado haciendo, formando gestores que son quienes se encargan de procesar estos residuos, coordinando actividades conjuntamente con la dirección de medio ambiente, ya que ellos califican a cada gestor antes de empezar a trabajar.

En un inicio de la implementación de producción más limpia, la fundación paga el 70% del costo y la empresa el 30%, en esa forma estamos interviniendo. Cuando el proyecto se termine, las empresas que quieren hacer producción más limpia, van a tener una oferta de consultores que van a prestar sus servicios a costos reales que de todos modos les va resultar más económico.

A fin de hacer este proyecto sostenible vamos a entrar en una etapa de promoción de resultados, para que en base a las experiencias de las empresas que ya han aplicado este proyecto, lo implementen, ya que el costo de la consultoría es pequeñito en comparación de todo su proceso de mejoras que van a tener, y eso es lo que queremos demostrar: que sí se puede conseguir mejores resultados con un apoyo puntual de consultoría y que se beneficiarán sin contaminar el ambiente.

“Es un paso positivo en el cuidado de nuestro medio ambiente”

Ing. César Alvarado

Director Proyecto “Producción Limpia”

Tomamos este reto para actuar como parte del grupo consultor de la empresa ECUACHEN y asistir a este grupo de empresas que realmente están comprometidas en mantener el medio ambiente. Hay una participación muy activa de las empresas con el aporte de SWISS CONTACT; creemos que es un paso positivo en el cuidado de nuestro medio ambiente, pues una de las razones fundamentales de este proyecto es vivir en un ambiente agradable, con una armonía entre el hombre, el sistema productivo y lógicamente el medio ambiente.

Se ha hecho todos los esfuerzos para ayudar a las empresas y microempresas desprotegidas desde el punto de vista tecnológico, a optimizar su trabajo, desde el inicio de la parte productiva hasta el tratamiento de las descargas o refluentes que se generan cumplan con lo que las ordenanzas ambientales establecen.

Documentos adjuntos