El documento tiene todas las características aberrantes de un texto soplón de unos cavernarios contra otros. ¿Impugnan tesis religiosas o plataformas doctrinarias? ¡No! Boicotean a otros curas que, como ellos, aspiran a recibir fondos del exterior para la supuesta bondad de sus acciones. ¡El tema es el billete, asunto no tan cristiano que digamos! Desde hace lustros está de moda ser mercenario y recipendiario de los dólares, euros o libras esterlinas para traducirlos aquí en Perú y reflejarlos en camionetas 4 x 4, folletos baratos, inoculación fanática y sectaria de adoraciones y cultos a cual más desopilante. Los reaccionarios curas del Opus Dei y del Sodalicio de Vida Cristiana (aún más a la derecha que los anteriores), protagonizan un tristísimo y despreciable espectáculo en nombre de Dios y la Iglesia Católica.

Interesante comprobar cómo (ellos así lo dicen en su epístola), manejan dinero del exterior. Es bueno saberlo. Y, de inmediato debía preguntarse a las autoridades respectivas ¿qué esperan para abolir el Concordato del Perú con el Estado Vaticano? Es obvio que ya encontraron otras fuentes de financiación, por tanto, pueden prescindir de la que el Perú, sin que ningún Congreso así lo ratifique, les regaló a partir de julio de 1979, entre gallos y medianoche. La Iglesia Católica ¡no paga impuestos! Pero, la prueba está aquí, recibe dinero del exterior para supercherías tan exóticas como de las que dan cuenta en su carta. El cáncer pedigueño que tanto aqueja a los círculos “intelectuales” de mercenarios que por dinero hacen cualquier cosa, tiene raíces muy profundas en la Iglesia Católica. A confesión de parte, relevo de pruebas. La gresca, la pelea entre faites, no es por quien es más pobre y cumple mejor los preceptos cristianos. ¡No! Es por el molido corruptor y comprador de conciencias. ¡Así de simple! (Herbert Mujica Rojas)

Leamos el documento.

Lima, 20 de enero del 2008 Excelentísimo Monseñor JOHN RAWTHORNE Presidente CAFOD Catholic Agency for Development Romero Close, Stockwell Road, London, SW9 9TY Inglaterra

Presente.-

Excelencia Reverendísima:

Reciba el cordial saludo de los Obispos de las circunscripciones eclesiásticas de Cusco, Arequipa, Tacna, Puno, Abancay, Chuquibamba, Juli, Sicuani y Ayaviri junto con nuestro agradecimiento por la colaboración de la obra de la Agencia Católica para el Desarrollo (CAFOD) en favor de nuestras Iglesias locales y de las poblaciones del sur del Perú.

La presente carta tiene igualmente la intención de exponerle un asunto de particular preocupación para nosotros y de especial importancia para el bien de la Iglesias en nuestra región.

Hemos sabido que hace algunos meses, en la zona del sur andino, ha comenzado a formarse una asociación de nombre “Isaías” (Instituto Sur Andino de Investigación y Acción Solidaria), que afirma querer “contribuir al fortalecimiento de la fe de comunidades cristianas que están en el Sur Andino, desde la opción preferencial por los pobres y la metodología para juzgar y actuar”. Igualmente dice “ser un espacio de encuentro y articulación de personas, comunidades, grupos sociales e instituciones para la reflexión y celebración de la fe en Cristo”.

Dicha asociación nace por iniciativa de algunos sacerdotes, religiosos y laicos provenientes de diversas jurisdicciones eclesiásticas del sur y centro del Perú, pero no cuenta con personería jurídica eclesiástica ni su creación ha sido informada a los Obispos respectivos.

Según hemos podido constatar la institución de nombre “Isaías” viene manteniéndose al margen de los Obispos del lugar, buscando además perpetuar una línea de formación teológica y pastoral que lleva en sí una perspectiva de disenso con el magisterio de la Iglesia, con la que no podemos estar de acuerdo ni podemos avalar.

Lamentamos profundamente que una obra de esta naturaleza sea promovida por iniciativa de algunos sacerdotes y religiosas de nuestras Iglesias particulares, que si bien son pocos causan confusión en los fieles. Lamentamos igualmente que estos hermanos nuestros quieran mantenerse al margen del espíritu de comunión con sus Pastores, el cual están llamados a vivir por su mismo estado de vida, convirtiéndose de esta forma en ocasión de sufrimiento tanto para los Obispos como para todo el Pueblo de Dios.

Todo ello nos mueve a recurrir a usted para informarle sobre esta situación, en la seguridad de que, sabiendo acerca de la gravedad del caso, CAFOD que tanto bien ha hecho a nuestras Iglesias locales no aceptará financiar las actividades de esta agrupación que contradice el pensar y sentir de los legítimos pastores.

Aprovechamos la ocasión para manifestarle nuestros sentimientos de sincero afecto en el Señor, así como para hacerle llegar el testimonio de nuestras oraciones.

En Cristo y María,

Juan Antonio Ugarte Pérez Arzobispo del Cusco

Javier del Río Alva Arzobispo de Arequipa

Marco Antonio Cortez Lara Obispo de Tacna

Jorge Carrión Pavlich Obispo de Puno

Isidro Salas Rivera Obispo de Abancay

Gilberto Gómez Gonzales Obispo Auxiliar de Abancay

Miguel La Fay Bardi Obispo Prelado de Sicuani

Mario Busquets Jordá Obispo Prelado de Chuquibamba

José María Ortega Trinidad Obispo Prelado de Julio

Kay Martin Schmalhausen Obispo Prelado de Ayaviri