JPEG - 17.8 KB

Morales dijo que si la humanidad quiere salvar al planeta tierra debe «erradicar» el capitalismo. (Foto: TeleSUR)
_______________________________________________

El presidente de Bolivia, Evo Morales, exigió este lunes la democratización de la Organización de Naciones Unidas (ONU), especialmente del Consejo de Seguridad de este organismo en donde hay países que "tienen poder y otros no".

Durante su intervención en la sesión inaugural del Foro Indígena de la ONU, que se desarrolla en la sede del organismo en Nueva York, Estados Unidos, Morales denunció que en el seno de Naciones Unidas hay "países de primera y países de segunda" y opinó que esa situación "tiene que terminar".

"No es posible que hayan en Naciones Unidas países de primera y países de segunda. No es posible que en las Naciones Unidas hayan miembros vitalicios y con derecho de veto. Eso tiene que terminar. No es posible que algunos países tengan todo el poder y otros no", dijo Morales en referencia a Estados Unidos, Rusia, China, Francia e Inglaterra, todos miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU.

El mandatario boliviano comparó el crecimiento de las democracias liberadoras y no subordinadas al imperio, que existen en Latinoamérica, con "las reglas" de la ONU, que consideró como antidemocráticas.

"Estas reglas de las Naciones Unidas, especialmente el Consejo de Seguridad, deben ser democratizadas", añadió.

También sostuvo que si la ONU sigue su curso actual los pueblos indígenas del mundo podrían pensar en conformar la Unidad de Naciones Originarias del Mundo (UNO).

Por culpa del capitalismo

En un documento de diez puntos, la mayoría vinculados a temas ambientalistas y sociales, Morales declaró que ningún experto puede aconsejarle a los pueblos indígenas sobre "la madre tierra" y culpó al sistema capitalista del deterioro del planeta y de la explotación del ser humano.

"Los cambios climáticos no son producto de los seres humanos sino es del sistema capitalista vigente, inhumano, con su desarrollo industrial ilimitado", enfatizó.

Advirtió que la única vía para salvar al planeta es "erradicar" el modelo capitalista "y lograr que el norte pague la deuda ecológica en vez que los países del sur paguen la deuda externa", subrayó.

Pidió a los pueblos del mundo "renunciar a la guerra", pues con ella sólo ganan los "imperios" y las "transnacionales".

"¿Quiénes ganan (en) las guerras?. No ganan los pueblos, sólo ganan los imperios. De las guerras no ganan las naciones sino las transnacionales. Las guerras benefician a pequeñas familias y no a los pueblos", fustigó.

Solicitó que cesen las ocupaciones militares de parte de "algunos países" a otras naciones, que utilizan como pretextos la lucha contra el narcotráfico o la existencia de supuestas armas de destrucción masiva, dijo en alusión a la excusa dada por Estados Unidos ante la ONU para justificar la invasión a Irak.

"Las intervenciones de carácter militar, la ocupación de algunos países a otros países, con pretextos a veces en la región andina o de la región suramericana de lucha contra el narcotráfico o a veces con otros pretextos, como por ejemplo, armas de destrucción masiva, que en el fondo son pretextos pero traen muchos problemas de vida sociales, y por eso es importante que en esta clase de eventos plantearnos cómo acabar con esas guerras de las transnacionales", agregó.

Recomendó que los "trillones de millones" que son destinados a la guerra se inviertan en la cura de "la madre tierra que está herida".

Además, felicitó públicamente al presidente electo de Paraguay, Fernando Lugo.

Los biocombustibles son «un error»

Para Morales, aquellos que promueven los biocombustibles "cometen un grave error", pues la tierra debe ser trabajada en beneficio del ser humano y no de la "chatarra".

"No puedo entender cómo algunos presidentes, algunos modelos de desarrollo económicos puedan reservar tierras para automóviles de lujo y no para el ser humano. No se puede entender cómo algunos movimientos pueden usar la tierra para chatarra y no para el ser humano", reflexionó.

El uso de la tierra para la producción de biocombustibles está causando problemas a las economías familiares de América Latina, punto en el cual coincide por vez primera con el Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

"Es la primera coincidencia que tengo con el Banco Mundial y el FMI", dijo.

Explicó que hay formas de energía no fósil como la eólica, la hidroeléctrica, la solar o la geotérmica, que no ponen en riesgo la seguridad alimentaria de la humanidad.

Ver video de las declaraciones del presidente boliviano

Fuente: TeleSUR, 21/04/08.